BIENVENIDA PATALETA!!!

Son las ocho de la mañana, en menos de una hora tienes una reunión de trabajo, pero antes tienes que: vestir, dar el desayuno y llevar a tu hij@ a  la guardería.. y todo eso en un tiempo record y a contrarreloj!!!!  Y de repente tu hij@ no quiere vestirse y empieza a llorar… Bueno más bien a berrear, se tira por el suelo, no quiere ni que lo cojas y a todo te dice que no… Bienvenida PATALETA!

Esto suele suceder alrededor de los dos años, es el momento en el que nuestros hijos dejan de ser bebés para pasar a ser niños, a ser más autónomos y conscientes de su individualidad y el momento en el que empiezan a reivindicar su yo. Es cuando comprenden que tienen sus propias opiniones, necesidades y deseos, diferentes a los de los padres y es su forma de demostrar que no están de acuerdo con nosotros.

India ha empezado a finales de este verano. Sus rabietas siempre van acompañadas de llantos, gritos y un eterno NOOOOOOOO!!! Y no hay día que no tenga alguna, con mayor o menor intensidad.

Al principio no sabía cómo negociar con ella, pero poco a poco he ido descubriendo algunos trucos que me funcionan para poder “combatirlas”.

Lo primero es no enfadarnos. Yo lo que intento es razonar con ella, explicarle por qué en ese momento no le puedo dar lo que quiere. Nunca debemos enfadarnos más que ellos, eso sería contraproducente y lo único que conseguiríamos es agraviar la situación. Además nuestra actitud debe servir de ejemplo.
instructivo-berrinches-L-ys5TGx

Lo que tampoco debemos hacer es ceder. Podemos negociar, pero nunca sucumbir a sus exigencias. La negociación cuesta y muchas veces no la quieren ni escuchar, pero poco a poco van aprendiendo que en la vida no todo lo que queremos lo podemos tener y que mucho menos, la manera de conseguir las cosas, es con berrinches.

Darle mimos.  A veces si está en pleno berreo y veo que ni siquiera me escucha la cojo y la abrazo fuerte y aunque al principio se resiste y me aparta, al final, casi siempre acaba relajándose. Es importante que sepa que aunque nos enfademos nuestro amor sigue allí y que los queremos igual.

Y para mí el truco estrella es cambiarle de tema. Un truco que me funciona casi siempre, distraerla con otra cosa que no tiene nada que ver con la pataleta. Por ejemplo; en medio de su rabieta decirle “¿Ei, a quien nos hemos encontrado hoy en el parque? o ¿vamos a mirar por la ventana si ha salido la luna?” o cualquier otra cosa que no tenga nada que ver con su enfado y que sabemos que le va a llamar la atención.  Es curioso ver como de repente se queda parada, como diciendo “¿a qué viene esto?” Pero casi siempre se olvida que estaba llorando y me responde a la pregunta y es una gran fórmula para terminar la pataleta.  Cuando se enfadan suelen entran en un bucle, en el que solo piensan en la rabia que tienen. Incluso puede habérseles olvidado el motivo por el que se inició su enfado y es importante cortar con este “circulo” que no nos lleva a ninguna parte.

No es fácil lidiar con esos momentos ya que muchas veces nos sacan de nuestras casillas. Seguramente nos equivocaremos, somos personas y no lo hacemos todo a la perfección, pero debemos nutirir y darles cariño aunque estén enfadados con nosotros. Y es muy importante ponerles limites, normas y ayudarles a crecer para que puedan enfrentarse  solos al mundo el día de mañana.

¿¿Algún truco o experiencia que queráis compartir con las rabietas de vuestros hijos??

Feliz fin de semana!!!

EMBARAZADAS PRIMERIZAS!!!!

Sois muchas las que últimamente me habéis preguntado cosas sobre el embarazo. Sobre todo embarazadas primerizas que tenéis las mismas dudas y preguntas que tenía yo hace dos años. Así que este post va por vosotras!!! He dividió el articulo en dos partes: ¿Que me pongo? y ¿Como me cuido? Con algunos trucos, consejos y recomendaciones.

¿QUE ME PONGO?

A partir de cuarto mes, cuando el embarazo se empieza a notar y los pantalones ya no nos abrochan es cuando abrimos el armario y…. HORROR!!! No sé que ponerme!!!

Yo en el anterior embarazo como el último trimestre me cayó en verano-otoño tiré mucho de vestidos anchos, algunos de los cuales he recuperado.  Todos mis “vestidos de embarazada” son vestidos de tiendas normales, lo que suelo hacer es cogerlos una o dos tallas más de lo habitual y así me sirven durante todo el embarazo. Muchos son de manga corta, pero ahora que empieza  a refrescar les pongo un “blaser”, pañuelo  o jersey por encima y quedan monísimos.

No me gustan las tiendas de ropa pre-mama me parecen antiguas, da la sensación que por el simple hecho de estar embarazada te tengas que volver una señorona. ¿Que no se puede estar embarazada e ir a la ultima?

Es evidente que algunas prendas de embarazada tendrás que comprarte, como los tejanos, pero para esto hay  tiendas como H&M y su línea especial premamás !!! NO sé que haría sin sus jeans: skinnys, elásticos, marcan figura, no aprieta… para mi son perfectos. En H&M también tienen algunas camisetas básicas premamá que no están nada mal e incluso algún vestido. Hace poco descubrí dos tiendas mas con la línea maternity: TOP SHOP y ASOS, que tienen ropa moderna y normal. A parte de los tejanos con lo que también voy muy cómoda son con los leggins, un “must” imprescindible para cualquier barriguita, y que combinan con cualquier jersey, vestido o camisa.

Aquí un ejemplo de unos jeans de H&M, con una camiseta básica de TOP SHOP y una camisa abierta para completar el look, de Levi’s. Las camisas de cuadros o tejanas estando embarazada sientan muy bien porque las puedes llevar abiertas con una camiseta debajo, luces tripita y te abrigan.

IMG_20150915_102849

Aquí un ejemplo de “vestido normal” : el negro es de una tienda de New York, me lo compré cuando fuimos en mayo ya pensando en cuando creciera la barriga y el azul es de hace dos temporadas de Sandro.

2015-09-14 22.05.26 IMG_20150914_213723

Y si un día tienes una cena, pues a lucir un poco más la barriga con un vestido más ajustado que marque la figura.  Que no estamos gordas, que estamos embarazadas! 🙂 Este vestido de rayas lo tengo des de antes del embarazo y me lo pongo más ahora que nunca.

IMG_20150914_213430 (1)

En cuanto al calzado yo siempre intento ir con zapato cómodo, o botas al estilo camperas o deportivas. Y si algún día me pongo tacón tiene que ser muy cómodo y no muy alto. Estando embarazada de seis meses de India (más o menos como ahora) me caí por la calle yendo con tacones, me pegué un susto de muerte porque di con la barriga en el suelo…un show!! Por suerte no paso nada! Así que vigilar!

Otra cosa que me habéis comentado es el tema sujetadores…. A muchas nos crecen los pechos durante el embarazo, a mi con el primero no demasiado, pero con este mucho mas, así que mi consejo es que os compréis sujetadores acuerdo con vuestro nuevo busto, acostumbra a ser una o dos tallas más de lo habitual. Para mí los más cómodos son los que no tienen ni rellenos, ni aros, ni nada de nada… básicos de algodón, como estos de OYSHO:

0160137800_6_1_4

Hay muchas chicas que prefieren usar los de lactancia directamente, pero que queréis que os diga, me parecen tan poco sexys…  ya los voy a usar cuando no tenga más remedio.

¿COMO ME CUIDO?

A parte del tema alimentación, que ya comenté en un post anterior como suelo cuidarme, para mi, mayor obsesión en el embarazo es la hidratación para que no me salgan estrías. Por suerte a pesar de mis dos embarazos, de momento, no tengo ninguna. Mi ritual es el siguiente:

Por la mañana en la ducha me embadurno de aceite de almendras dulces, un aceite con grandes propiedades hidratantes. Al salir y una vez esta la piel seca me pongo el clásico Trofolastin, que a pesar de que huele fatal es el más efectivo.

trofolastin-antiestrias

Y por la noche me unto con aceite anti estrías de la casa ALQUIMIA que ya sabéis que me encanta. Pero vigilar que mancha, así que tenéis que ponéroslo un poco antes de ir a la cama.

Otra de las cosas que nos preocupan a las embarazadas es la posible aparición de celulitis, yo uso este aceite de WELEDA, apta para embarazadas.  Ya sabéis que gestando no te puedes poner ninguna crema específica para la piel de naranja, así que prefiero prevenir que lamentar 🙂

captura-de-pantalla-2013-02-12-a-las-09-12-06

Uno de los principales problemas durante el embarazo, sobre todo en la recta final son las piernas hinchadas, y más si te toca en verano. Con el embarazo de India descubrí la preso terapia, un tratamiento para facilitar el retorno venoso y el correcto drenaje linfático. Pero lo descubrí tarde, creo que fuí un par de veces  a la semana durante el ultimo més, ahora con 26 semanas ya he empezado, voy una vez a la semana y se nota mucho. Os lo recomiendo. Aquí os dejo algunos de sus beneficios:

  • Mejora la circulación y los problemas venosos (por ejemplo, venas varicosas y varices)
  • Reduce la hinchazón y la inflamación
  • Mejora la oxigenación de la piel
  • Relaja las piernas
  • Mejora el tono de la piel y la firmeza
  • La forma de las piernas y reduce la celulitis

También comentaros que me cuido mucho la piel, ya sabéis me salen manchas con los embarazos, así que aparte del aceite de ALQUIMIA para las manchas (que ya os recomendé en un post anterior) cada mañana antes de salir de casa protejo mi rostro con el maquillaje con SPF50 de Heliocare, he probado muchos y os aseguro que este es el mejor.

Heliocare-Compacto-oil-free

Y por último para aquellas que no dormís bien, y no sabéis que posición adoptar con la barrigota os recomiendo el cojín de lactancia!!!! Si lo sé, sería mejor abrazarnos a nuestra pareja pero ellos se mueven y no se adaptan a nuestro cuerpo, en cambio el cojín SI. Nosotros des de ya hace unos días somos tres en la cama y mi pobre marido ha sido sustituido… pero no sabéis lo bien que duermo 🙂 A demás el cojín es una buena inversión ya que lo vais a necesitar cuando deis el pecho. El mío es de una tienda que hay en Barcelona que se llama Limobebe de color Antracita, al menos no es muy feo….

limobebe_funda_cojín_lactancia_antracita_form_fix-01

Y hasta aquí mis humildes recomendaciones… si tenéis alguna duda o pregunta ya sabéis donde encontrarme. Feliz semana!

LA VUELTA AL COLE

Esta vuelta al cole llega cargada de novedades e ilusiones como la inauguración de este blog. Mi blog. Como ya sabéis las que me leíais en el anterior este es un espacio donde intento expresar mis sentimientos y puntos de vista acerca de la maternidad, de las cosas cotidianas del día a día, del trabajo, de la pareja, de la familia y de la vida… Aquí podréis encontrar un espacio donde lo que pretendo es compartir con vosotras dudas, consejos y preocupaciones de una “mami moderna”.

Porqué nadie dijo que ser madre sería fácil, bienvenidas a “SER MAMÁ Y NO MORIR EN EL INTENTO!”

IMG_20150808_165716 (1)

Como cada septiembre llega “la vuelta al cole” y con ella las rutinas. Se nos hace cuesta arriba pensar que aún tenemos un año entero, por delante, hasta volver a disfrutar del veranito. Pero tengo que confesar que esta vez se me está haciendo un pelín menos dura que los anteriores. La próxima semana entro en mi tercer trimestre de embarazo y eso significa que  para navidad ya seremos uno más en la familia. Diciembre está a la vuelta de la esquina y supongo que por esto “la vuelta al cole” no me está costando tanto.

Y eso que he pasado uno de los mejores veranos de mi vida junto a mi familia. Como cada año hemos pasado unos días de relax y desconexión en Ibiza y el resto en el Maresme. Si, ya lo sé, tampoco son grandes destinos turísticos, pero lo he pasado junto a mi marido y mi hija, sin horarios y sin prisas, y eso es lo que me hace mas feliz.

IMG_20150908_122803(aquí mis dos amores)

Otra de las cosas importantes que van a pasar este trimestre es que en octubre India cumplirá dos años, me da vértigo pensar que el tiempo pasa tan deprisa, y ver lo rápido crecen. Este verano ha dejado de ser un bebé y se ha convertido en una mujercita. Su vocabulario se ha triplicado por mil, razona, pregunta, canta canciones, esta aprendiendo hacer sus necesidades en el orinal, pasa muchos ratos dibujando, mirando cuentos y jugando con sus muñecas o construcciones… Ya no es mi bebé. Y tengo que confesar que me da un poquito de pena. Estos últimos días de vacaciones, en los que mi marido ya había empezado a trabajar y estábamos todo el día las dos solas, no podía dejar de pensar que en breve habrá otro ser pequeñito en casa que reclamará toda mi atención y que tendré que repartir mi amor a partes iguales entre ellos dos. Ya no estaremos las dos solas, ya no me tendrá al 100% solo para ella…y esto me entristece. Seguramente es un sentimiento normal que tenemos todas las madres embarazadas del segundo, pero no dejan de surgirme muchas preguntas del estilo: ¿tendré suficiente tiempo para ella? ¿Se sentirá desplazada? ¿Podré querer al “pequeño” tanto como la quiero a ella? ¿Llegaré a todo? ¿Sabré ser madre de dos?

IMG_20150826_160203

Y es que aunque se está haciendo mayor sigue siendo mi pequeña y lo seguirá siendo cuando nazca el bebé, pero será la hermana MAYOR, con todo lo que eso significa. Solo espero saber hacerlo bien y seguir dándole todo el amor y atención que ella necesita.

Feliz semana i bienvenidas!!

Twitter: @laiaferrer Instagram: Laia Ferrer           
Mail:laiaferrerblog@gmail.com

WAITING FOR…

…. A BABY ¡¡¡Si, vamos a ser padres de nuevo!!! Me hacía mucha ilusión compartir esta noticia con todas vosotras… Si todo va bien el bebé nacerá a finales de diciembre… ¡para Navidad! aunque si se retrasa 10 días como India podría nacer en enero.

IMG_1405

El caso es que vamos a darle un hermanito a nuestra princesa. ¡¡¡Un niño!!! Siempre me he imaginado tener una familia numerosa, me encantaría tener muchos hijos, pero claro hoy en día es complicado. Entre el trabajo, el dineral que cuesta y el tiempo que necesitan que les dediques, lo veo complicado. Así que estoy viviendo este embarazo como si fuese el último. Con mucha ilusión, aunque es totalmente distinto al de India. Primero porque, por suerte me he encontrado mucho mejor. Con el de la peque, los tres primeros meses me los pasé enganchada a la taza del váter, sin poder comer nada más que pasta y pan. Me adelgacé casi cuatro quilos y solo quería estar tumbada en el sofá. En este me he encontrado mucho mejor, algunas nauseas y vómitos pero nada que ver. Las ganas de estar en el sofá las he seguido teniendo, pero por el sueño que me ha poseído, pero claro con una peque de un año y medio me ha sido imposible. Eso sí, a la que ella se dormía, me quedaba KO. Ahora que han pasado las molestias de los tres primeros meses estoy de maravilla. Con la tensión un poco baja y acusando mucho este calor, pero quien no 🙂

Con el embarazo de India me miraba todo el día la barriga y para mí el mundo éramos solo yo y el bebé que tenia dentro. Nada más. Con este ni me acuerdo de que estoy embarazada. Ya me lo dijo una amiga “mírate y tócate mucho la barriga porqué eso solo lo harás con el primero”. Por no hablar de las fotos. A estas alturas ya tenía un book entero con todas las poses posibles. Con este las primeras que tengo son de este pasado fin de semana por qué le pedí a Pipo que me hiciera algunas.

Aquí os dejo una para que veáis como se empieza a intuir esa barriga de 17 semanas.

Laia 2

Lo malo de este embarazo es que me han salido muchas manchas en el rostro. Con India ya me salió alguna pero es que ahora no puedo salir de casa sin ponerme protección TOTAL . Lo que hago por la noche antes de irme a la cama es ponerme un aceite de la casa Alquimia especial para manchas de embarazadas, que me encanta.

Capture d’écran 2015-07-21 à 09.51.02

Espero que las manchas sean hormonales y a la larga desaparezcan. Y hablando de hormonas esas sí que han llegado para revolucionarme. Yo no soy muy consciente pero mi marido dice que tengo más mala leche… puede ser… seguramente estoy más irritable y con menso paciencia que antes. Ya sabéis, cosas de embarazadas 🙂 Que paciencia que tienen que tener nuestras parejas!!!

Creo que con un segundo embarazo aparte de tener ya la experiencia de lo vivido, eres mucho más consciente de lo que está pasando en tu interior. Ahora miro a India y me fascina saber que dentro de mí se está creando otro ser perfecto como ella. I que un embrión que ahora mide unos 15 centímetros algún día me abrazará y me besará como lo hace ella mientras me dice ” mami tatimu”. Y se me llena los ojos de lagrimas de emoción y de amor.

Pero para eso aún queda mucho…. mientras tanto ya os iré contando cómo evoluciona todo.

Nos vemos después de vacaciones, volveré en septiembre!!!

Besos a todas y feliz veranito!!!!

Twitter: @laiaferrer Instagram: Laia Ferrer

TIEMPO PARA NOSOTROS

Hemos vuelto a ser novios. Hacía tiempo que no tenía esa sensación: la de ir cogidos de la mano por la calle, la de no mirar la hora, la de tener conversaciones interminables, la de poder dormir hasta decir basta y un largo extra de situaciones que hacia tiempo que no se producían.

Y es que nos hemos escapado una semana a Nueva York… solos!!! Si claro que me ha dado pena separar me de mi pequeña, no poder achucharla ni arroparla por la noche, pero amigas, creo que una escapada así es necesaria.

IMG_20150522_135450-1250x600

Vivimos en un permanente estrés, entre el trabajo, las obligaciones de la casa y nuestra tarea como madres que hace que a menudo nos olvidamos de la pareja. Lo he dicho en más de una ocasión, los hijos te unen en algunos aspectos pero te separan en muchos otros. Esa armonía de la pareja se ve alterada por la llegada de un tercero que requiere toda tu atención. Y nosotras, las madres, nos volcamos al 100% por ese ser diminuto, sobre todo los primeros meses. Nos adaptamos a sus horarios, dormimos cuando ellos duermen, comemos cuando podemos, los llevamos a todas partes con nosotras y no nos separas las 24horas del día. Y a todo esto ¿dónde están nuestros maridos? Ellos lo observan todo des de la corta distancia, sintiéndose impotentes por no poder ayudar más y frustrados por no poder pasar más horas en casa con nosotras y muchas veces con un punto de celos. Su papel no es nada fácil. Y nosotras a veces, los tenemos al lado pero ni los vemos, porque nuestros ojos están puestos permanentemente sobre nuestros hijos. Y eso pasa factura. Muchas veces por desgracia nos acabamos convirtiendo en compañeros: de vida, de viaje e incluso en algunos casos de piso. Y eso no lo quiero para mí. Hay que seguir manteniendo encendida la “chispa” para que esa complicidad entre ambos, ese respeto y ese amor no desaparezca nunca. Como dice Sandra, una buena amiga mía, “las relaciones son como las plantas, si no las riegas se mueren”. Y eso es lo que hemos hecho esta pasada semana.

IMG_20150519_145739

Nos hemos perdido por las calles de Manhattan, hemos visitado museos, hemos caminado horas y horas, hemos ido de shopping y nos hemos comido unas buenas hamburguesas al típico estilo americano. Aquí mi TOP 5 de recomendaciones por si tenéis pensado ir pronto a New York:

TOP ONE- EL BARRIO DE CHELSEA

Piérdete por Chelsea, un barrio maravilloso lleno de galerías de arte, tiendas increíbles y buenos restaurantes. Y sobre todo no dejes de dar un paseo por HIGH LINE, un parque urbano elevado construido sobre una antigua línea de ferrocarril de Nueva York. Tiene más de 2 kilómetros de longitud y recorre desde Gansevoort Street hasta la calle 34 de la parte oeste de Nueva York. Tiene mucho encanto.

Sans titre

Y cuando termines de pasear por esta curiosa antigua vía de tren, haz una parada en CHELSEA MARKET, concretamente en el LOSBTER PLACE, vendría a ser como una pescadería pero de comida para llevar. Nos quedamos maravillados de la calidad del pescado, el Sushi y las langostas que sirven y que puedes comer allí mismo. Eso sí vi algo nunca visto, un tipo comiendo ostras con kétchup!!!! This is america!!!

Sans titre3

TOP TWO- CENTRAL PARK

Sé que es un clásico pero me encanta ese parque. Paseamos en plan romántico hasta el mítico lago como si estuviéramos dentro de una autentica película de Woody Allen.

Pero las actividades son infinitas, puedes ir a correr, comer, jugar al béisbol o simplemente tumbarte al sol y relajarte mientras ves el skyline de Manhattan de fondo. 

TOP THREE- FLEA MARKET en WILLIAMSBURG

Es un mercado de productos, ropa y todo tipo de objetos vintage, que se instala en el East River cada domingo. Este barrio Hípster del norte de Brooklyn fue un gran descubrimiento para nosotros, en casi todas las esquinas encuentras arte urbano, la verdad es que es un sitio que no te puedes perder.

5Sans titre

TOP FOUR- LA NOCHE DE NEW YORK

El martes 19 era nuestro aniversario, tres años de casados. Así que decidimos salir a celebrarlo. Nos recomendaron un restaurante muy pero que muy de moda en Manhattan: Buddakkan. Hay que reconocer que comimos de maravilla, una mezcla entre asiático y occidental. El local es impresionante, luz tenue, música ambiente, gente guapa y mucho, mucho glamour. Hay que confesar que no es muy romántico pero es ideal para conocer la noche neoyorquina. Al salir nos fuimos a tomar una copa a Le Bain, un bar en lo alto de un hotel con una terraza increíble y vistas de 360 grados a todo Manhattan. Un sitio muy de moda y muy cool! Creo que si vas a Nueva York tienes que salir como mínimo una noche para ver cómo se transforma la gente cuando cae el sol.

4Sans titre

TOP FIVE- JOINT BURGER

Destaco este sitio por lo curioso que es. Situado dentro del Hotel LE PARKER MERIDIEN, se encuentra medio escondido entre unas cortinas que tapan su entrada, como si fuera clandestino. Dentro, una hamburguesería pequeña llena de gente que sin conocerse comparte mesa, pero con una de las mejores hamburguesas que he comido jamás. No os lo perdáis.

2Sans titre

Y por último os dejo una foto de las CONVERSE que no pude evitar comprarle a India… que cambiando con este vestido de SOFT GALLERY está para comérsela!!!!

IMG_20150525_210300

Feliz semana y a cuidar a la pareja!

Twitter: @laiaferrer Instagram: Laia Ferrer

TU CUERPO ANTES… Y DESPUÉS!!

No paro de ver titulares en la prensa rosa de mamás famosas que han recuperado su figura en un abrir y cerrar de ojos. Titulares del estilo:

“un mes después de tener a su bebe luce tipazo en la playa” 

” recupera su figura en tiempo record”

“reaparece dos semanas tras dar a luz totalmente recuperada”

Y no puedo evitar preguntarme ¿cómo se lo han hecho? ¿se habrán matado en el gimnasio?¿ será que cuidan mucho su alimentación? ¿o es cuestión de genética?

Me engordé 14 kilos en el embarazo. Cuando salí del hospital había perdido siete y un mes después solo me quedaban cuatro. Tras un año y medio aún me quedan dos, que no he conseguido sacarme de encima. A mí me ha costado recuperar la figura, podría decir que un año entero (salvo esos dos kilos que ya no computo por que se que difícilmente se irán). Ha tenido que pasar un año para volver a lucir vestidos estrechos o camisetas que marquen la figura. No me ha sido fácil, pero es que en mi caso ni gimnasio, ni dieta, ni genética!

IMG_4073

 (foto tomada dos días antes de dar a luz)

El deporte

Siempre he hecho mucho deporte, me gustaba salir a correr, practica yoga y pilates y deportes al aire libre como el surf o el snowbord. Pero des de que nació India todo se complicó. Durante la baja maternal aun salía a correr con ella, la ponía en el carrito y nos íbamos por el paseo de Badalona, ella se dormía y yo hacía ejercicio. E incluso llegué a participar en un par de carreras de 10km. Pero a la que volví a trabajar todo se complicó.

2015-05-04 11.44.09

Suele levantarme a las 6.30 de la mañana. Vivo en Badalona y trabajo en San Joan Despí, para quien no lo conozca eso significa que tengo que cruzarme Barcelona, de punta a punta, para ir a trabajar. Así que o salgo antes de las 7 de casa o tardo una hora y media en llegar (el trayecto sin tráfico son 25min) así que prefiero madrugar que pasarme la mañana entera dentro del coche. Depende del día y de la jornada intento estar en casa ente las 5 i las 5.30 para disfrutar de mi hija. Así que cuando llego a casa , corriendo del trabajo ni se me pasa por la cabeza ir hacer deporte. Lo único que hago es pilates una vez a la semana, eso sí que es sagrado. Tonifica, mejora la elasticidad y me ayuda a tener una mejor postura corporal.

reformer2 (1)

Cuando di a luz en las clases post-parto me enseñaron hacer las abdominales hipopresivos,

muy recomendables, y como las puedes hacer en cualquier parte, a veces aun las hago cuando estoy tumbada en el sofá.

Cuando India era pequeña vi un video de una madre que hacía ejercicios con su hijo, os lo dejo por si lo queréis copiar. Es una nueva modalidad que se llama MAMIFIT. Yo lo intenté alguna vez pero nunca lo conseguí!

¿Me gustaría hacer más deporte? pues claro que sí. Pero la verdad, después de levantarme a las 6.30 de la mañana, de pasarme el día en el trabajo, cando llego a casa lo único que me apetece es pasar tiempo con mi hija.

La alimentación

Creo que ya he comentado alguna vez que no soy de las que hace dieta, me gusta comer sano pero no me privo de nada. Si bien es cierto que en el último año me he cuidado un poco más si me ponen algo de chocolate delante no tengo la fuerza de voluntad para decir que no.

chocolate-heart

Así que intento comer más pescado que carne, mas ensaladas que pasta y no picar entre horas. Pero nada, o me coso la boca o no pierdo ni un solo gramo.

La genética

Esto sí que creo que es una autentica lotería. Tengo amigas que han tenido bebés (alguna de ellas más de dos) y que en nada vuelven a tener el cuerpazo que tenían antes, sin hacer ni una sola abdominal. Eso sí que lo envidio!!! Mujeres que tienen la capacidad de que su cuerpo no muestre ni un solo señal de que han sido madres. Pero evidentemente no es mi caso. Lo que sí que tengo agradecer a mi genética es que no tengo ni una sola estría. Tampoco negaré que me untaba cada día con aceite de almendras… fue mi gran aliada 🙂

Mi cuerpo sí que muestra signos evidentes de que he sido madre: caderas más anchas, la barriga menso tonificada y los pechos, después de 9 meses de lactancia, os aseguro que no son lo mismo. Pera aun así, aun mirándome al espejo y a veces no reconociendo ni mi propio cuerpo, no cambio por nada del mundo lo que ahora tengo, una hija sana y preciosa. Lo mejor que me ha pasado en la vida.

2015-05-01 10.15.24

(lleva conjunto de Emilie et Ida)

Así que si eres una mamá reciente que lees esos titulares en la prensa y no te sientes identificada, tranquila, no estás sola, a la gran mayoría de mujeres les cuesta un año entero recuperar la figura y en muchos casos no volverá a ser la misma.

Y si por el contrario eres de las que no ha tenido que hacer nada para volver a ser la de antes, siéntete muy afortunada porqué eres un caso excepcional y envidiable!! 😉

Por cierto, no se a vosotras pero a mí me ha aumentado una talla el pie des de que soy madre… cuando lo cuento algunas me miran como si estuviera loca, pero sé que no soy la única!! En fin, cosas raras que pasan con la maternidad!!

Feliz semana!

Twitter: @laiaferrer Instagram: Laia Ferrer

VUELTA A LA REALIDAD

Después de nueve meses de ir a todas partes con tu hijo en la barriga, después de dieciséis semanas de baja maternal, llega el temido día D. D de duro, D de disgusto o D de  dramático. A nadie le gusta la idea de volverá a la rutina, pero creo que lo que más nos duele es separarnos tantas horas de nuestros retoños.

Este fin de semana volvió la Formula 1, campeonato que curiosamente dura lo mismo que dura un embarazo, 40 semanas, y con su regreso se cumplió un año de mi vuelta al trabajo, y recordé lo duro que fue la vuelta a la realidad….

DSC_4675

I es que nuestra sociedad no está pensada para madres trabajadoras. No entiendo como puede ser que la Asociación Española de Pediatría recomiende seis meses de lactancia exclusiva y solo tengamos dieciséis semanas de baja maternal (que son tres meses y medio) ¿Y qué hacemos entonces? Pues o nos pasamos a los biberones de leche artificial, o nos pasamos el día en la oficina sacándonos leche a escondidas (cosa difícil porqué el aparatito ese hace un ruido difícil de disimular) para, luego, guardarla en la nevera de la office entre los tuppers de los compañeros. Eso, o bien, si te lo puedes permitir coger un permiso (no remunerado, of course) para poder seguir dándole el pecho.

Por no hablar de con quien dejas esa cosita de tan solo tres meses y medio de vida. Las que tienen más suerte los pueden dejar con los abuelos, una extensión de nosotras. Pero no todas los tenemos cerca ni jubilados. ¿Entonces qué? ¿Los dejamos en la Guardería? Qué pena tan pequeños!!!  Pero si no hay más remedio… O bien, con una canguro, (este fue mi caso) aunque cuesta un dineral, pero al menos mi princesita estaba en casa. Eso sí entrevistamos a más de vente chicas hasta que dimos con la que nos gustó. Y aun así, dejándola en casa, con una chica que nos gustaba, el primer día que me fui a trabajar lloré. Esa cosita que había estado dentro de mi durante nueve meses, con la que no me había separado más de tres horas des de que nació (algún rato entre toma y toma que me escapaba a la estaticen o hacerme algún masaje por los dolores del parto y las séquelas del embarazo…) de repente estaría nueve horas sin verla. Pues claro que lloré. Ahora tiene casi dieciséis meses, va a la guardería y me sigue dando pena no poder pasar más tiempo con ella. Sobre todo los días que está enferma y me reclama más que nunca, pero no me puedo estar a su lado para cuidarla. Eso sí que me da pena.

1601460_651305281584837_4958963525154690265_n
(Esta foto fue tomada uno de los primeros días que trabajaba, justo al llegar  a casa)

Pero es lo que hay. Y nos guste o no, nos tenemos que acostumbrar, nosotras y ellos. Aunque tengo que confesar que tampoco me gustaría dejar de trabajar para estar todo el día en casa. Doy gracias que tengo trabajo, un trabajo que me gusta. Además el trabajo te da estabilidad económica y es una gran vía de escape. Va bien ir al trabajo y volver a ser tú, solo tú, y no solo mamá.

Esto es lo que más me gustó de volver a trabajar después de la baja. He dicho que lloré, sí es cierto, pero también me fue bien la vuelta a la rutina. Lo que siempre digo es que debería ser progresiva y no tan de repente.

Después de pasarte unos meses casi todo el día a solas con tu bebé, que lo único que dice es “gu-gu-ga-ga” y estar esperando que vuelva tu marido del trabajo para poder tener una conversación de adultos, cuando vuelves a trabajar vuelves a tener, todo el día, conversaciones normales. Es tu micro-mundo donde ya no hablas de cuantos pañales has cambiado al día, de cómo ha hecho la caca o de cuantas tomas le has dado. Vuelves a ser tú, con nombre y apellido. Tu otro yo, y el yo-mamá se queda en casa esperando a que regreses.

Te vuelves a arreglar, te vuelves a maquillar (una tarea prácticamente imposible las primeras semanas de vida del bebé) y poco a poco vas recuperando esa esencia de tu “yo” que durante muchos meses habías olvidado por completo.

DSC_4954

36506_10200291916287713_725287957_n

Aun así, cuando te conviertes en madre, asumes que durante el resto de tus días, o al menos por un largo tiempo, vas a tener dos trabajos. El “oficial-remunerado” y el de mamá. Un trabajo que te exige disponibilidad las 24 horas, sin descanso, a veces sin ni siquiera poder dormir, los 365 días del año y todo esto sin ganar ni un solo céntimo. Aprovecho para recordar compartir un video que demuestra lo sacrificado que es ser madre.

Os adjunto un vídeo aquí!

Hoy somos mujeres, madres, esposas, amantes, trabajadoras y/o empresarias. En la gran mayoría de casos llevamos el peso de la casa,  los horarios de los hijos, sabemos que les toca comer, que ropa tienen y que les falta, si tienen deberos o no y que día tienen la fiesta de cumpleaños de un compañero de clase. Sin quererlo ni beberlo la sociedad  nos exige ser super-mamà: ser la mujer perfecta, estar perfecta, ser la trabajadora perfecta y ser la madre perfecta y todo esto con una gran sonrisa.

En mi caso tengo que dar gracias por el marido que tengo. El lleva el peso de la casa, y yo el de la peque, en este sentido lo tenemos bien repartido. Sé que no es habitual así que soy consciente de la gran suerte que tengo. “Gràcies amor!”

Pero lo mejor de todo, es que aun estando disponibles las 24 horas del día, sin descansar, a veces sin dormir ni comer, los 365 días del año,  lo hacemos con el amor más grande del mundo sin esperar nada a cambio.

Sans titre

Twitter: @laiaferrer Instagram: Laia Ferrer