DISFRUTAR EN FAMILIA

El pasado domingo fuimos con la familia a comer a un restaurante. Últimamente siempre que reservamos pedimos que nos preparen una trona para la niña y siempre nos ceden una, sin problema. Pero en este caso nos olvidamos, y pensamos que al llegar ya nos la dejarían (a no ser que las tuvieran todas ocupadas). ¿Y cuál fue nuestra sorpresa? Pues que cuando pedimos si nos podían dejar una nos contestaron:

-“No,no, en este restaurante no tenemos “sillitas”!!” (y solo le faltó decir: “y con mucho orgullo”)

El caso es que tuvimos que poner a la pequeña en una silla con dos cojines, (medio caída). Así que lejos de disfrutar de la comida salí con dolor de espalda (debido a que estuve toda la comida girada medio agarrándola para que no se cayera) y más estresada que antes de entrar. Nunca más volveremos con nuestra hija allí.

Ya sé que nadie tiene la obligación de tener unas sillas para bebés, pero os estoy hablando de un restaurante que no es precisamente barato, así que con lo que pagas ya se podrían gastar 12€ en una trona de Ikea . Es cierto que en muchos sitios no les gusta que vayan niños, pues que avisen. Porque cuando mi marido llamo dijo: “tres adultos y una niña”, no dijeron nada!!

201311_Highchairs (1)

I justo el otro día, Ana, una amiga me mando por mail un artículo de El Paísdonde hablaba de una iniciativa del Gremio de Restaurantes de Barcelona que se llama “Family fans“para invitar las familias a descubrir nuevos establecimientos y sentirse a gusto cuando salen a comer fuera el fin de semana.

Así que hoy voy hacer un homenaje a restaurantes y sitios que no solo tienen tronas sino que además están pensados para los más pequeños de la familia.

EN BARCELONA

SEMPRONIANA 

Regentado por Ada Parellada ofrece desde hace 12 años una iniciativa gastronómica pensada para los más pequeños: el Patacutxi. Un taller de cocina pensado para niños de 4 a 10 años, así mientras los padres comen los más pequeños aprenden a cocinar y todos salen contentos de la experiencia.

semproniana-obrador

ELS POLLOS DEL “LULL” 

 Un restaurante típico de “pollo a l’ast” donde todos son productos son ecológicos: pollo de la era, huevos, arroz biosostenible (consumo responsable), aceite de oliva, así como los envoltorios y elementos de la comida para llevar. Su horario es amplio: de 13 a 23h durante la semana y hasta las 24h, el fin de semana e ininterrumpidos.

Y lo mejor para los padres: todos sus locales tienen un espacio para niños, donde pueden dibujar, leer cuentos o compartir juegos en compañía de otros niños.

Pudding Barcelona

 Este bar situado en pleno centro de Barcelona es muy recomendable para mamas lactantes. Este cálido bar fue mi segunda casa durante la baja maternal, allí quedaba con amigas que también habían sido madres y nos pasábamos largos ratos charlando. Es un sitio amplio para dejar los carritos, con sofás cómodos para dar el pecho y cambiadores en los baños, cosa que se agradece.

PAPAS & THE MAMAS

Un local en el barrio del Poble Nou, pensado para que los padres se tomen un descanso pero tengan a sus hijos cerca. Un sitio ideal para tomar un café o un te viendo como tus hijos juegan. Además todo es casero y orgánico. Además también se hacen talleres como teatro o clases de cocina.

Del mismo estilo que Papas & The Mamas mismo estilo están abriendo varios locales en el barrio de gracia de Barcelona, les llaman “baby-firendly”, y son idéale, os los recomiendo.

FUERA DE BARCELONA

MASIA LA ROCA 

Mi preferida. A esta la Masía le tengo un cariño especial. He ido des de que era pequeña y guardo unos bonitos recuerdos de nuestras comidas allí con la familia. Ahora siendo mamá he vuelto con mi hija y la verdad es que aparte de comer bien y de que el trato es exquisito, el espacio para los niños es fantástico. Además de un gran jardín disponen de una zona de juegos infantiles, servicio de canguro, menú para celíacos y también para vegetarianos.

home4_masialaroca_940x400

MASIA PAIRAL EL CANADELL 

Mientras los padres disfrutan de la comida y la sobremesa, los monitores cuidan de los niños, mostrándoles los animales de los diferentes hábitats de la masía. En el corral, junto a los monitores se permite que los niños acaricien los animales (normalmente conejos y pollitos). Pero también tienen cabras y Caballos. Una gran experiencia para los más pequeños.

LA VINYA NOVA

Parecida a la Masía Pairal, este restaurante está rodeada de olivos en las faldas del Monserrat. Es una antigua masía dispone de zonas interiores y exteriores para comer, además de granja que se visita con los niños, campo de fútbol y espacio de juegos. Muy agradable en primavera.

CAN FARELL 

Una masía en la que disfrutar de la cocina tradicional catalana o de una buena calçotadaColumpios, toboganes y ludoteca para que los niños estén entretenidos. Se ha convertido en un lugar de referencia para muchas familias, ya que disponemos de los ingredientes esenciales para pasar un día con los peques. Mayores y niños comen a la vez, para los niños disponemos de un menú impreso en el dorso de un dibujo, en todas las mesas hay colores para pintar los dibujos y a la vez señalar lo que quieren comer, una vez han comido pueden acceder a la zona de juegos, donde hay monitoras que los supervisan. Mientras los mayores pueden continuar comiendo y disfrutar de una sobremesa tranquila.

A la zona de juegos pueden ir todos los niños mayores de 3 años, los más pequeños pueden acceder siempre que estén acompañados de un adulto, cabe la posibilidad de tomar el café en la terraza de la zona de juegos y así estar cerca de los peques.

cuina-vella04

Hay algunas webs como Mammaproof donde recomiendan sitios de la Ciudad para disfrutar en familia. He seleccionadoeste artículo por si queréis encontrar un sitio para ir a merendar con vuestros pequeños.

En la revista Time Out también encontrareis un artículo con restaurantes para ir con la tribu.

Y por los que como yo sois fans de AirBnb, hace poco descubrí KID&COE  una manera de viajar con los niños muy cómoda. Esta web te ofrece alquilar casa para tus vacaciones, en todas partes del mundo, acondicionadas para los más pequeños. Así que la cuna de viaje ya la puedes dejar en casa.

10710796_409294502558062_4822241021514189313_n

Y si por el contrario un día queréis hacer una escapada romántica sin peques, hay un sitio en el Empordà que me tienen el corazón robado. El racó de Madremanya. Un hotel precioso, pequeño, familiar, regentado por una pareja encantadora y donde no se permite la entrada de niños, ideal para parejas que quieren desconectar. Allí nos vais a oír ni un solo grito.

hot_slide1

Que tengáis una felicisima semana.

Twitter: @laiaferrer Instagram: Laia Ferrer

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s