EL GRAN DESCUBRIMIENTO

Hace unos años, mi osteópata y amiga, Marta Banque me recomendó dejar de tomar leche de vaca. Llevaba una época en la que me sentía cansada, tenía la barriga hinchada, ciclos menstruales muy irregulares, dolores de barriga y otras dolencias que nunca antes había relacionado con el hecho de beber leche. Recuerdo que de pequeña mi madre, como todas las madres, me obligaba a tomar un vaso por la mañana antes de ir al colegio…lo odiaba. Supongo que ya no me sentaba nada bien. Pero claro siempre nos han dicho que la leche es necesaria y que es una fuente de calcio imprescindible. Yo la dejé de tomar hará unos cinco años y la verdad es que todos esos síntomas desaparecieron. No soy intolerante a la lactosa, que quede claro, pero no me sienta nada bien. Aunque tengo un problema, me encantan los quesos… y más si van acompañados de una copa de vino, pero sé que debo tomarlos con moderación porqué si no estoy dos días con dolor de barriga.

Laia5

A raíz de esto me pregunté ¿Por qué somos los únicos animales que después la lactancia seguimos tomando leche?

¿Es una cuestión culturan o realmente la necesitamos? Existen muchos estudios  sobre el tema y resultados muy distintos. Yo llegué a mi propia conclusión, creo que es una cuestión cultural. En la dieta japonesa apenas hay lácteos. En cambio, en Suecia, los productos lácteos forman parte importante de su dieta. Y ambas tienen una esperanza de vida similar.  Quiero dejar constancia que ni soy médico, ni nutricionista ni nada de esto, simplemente os estoy contando mi experiencia personal y mi humilde opinión.

Nunca he sido de esas personas que ha hecho dieta, nunca antes había cuidado mucho mi alimentación más allá de intentar llevar una dieta equilibrada. Si bien es cierto que con el embarazo y la lactancia empecé a preocuparme por lo que comía, ha sido a raíz de que mi hija empezara a comer cuando he profundizado más en el tema: empecé a leer, a investigar, a hablar con expertos y he cambiado radicalmente mis hábitos alimentarios. Creo que es muy importante darles una buena alimentación a los peques, y cuando digo esto no me refiero a verduras y pescado, sino a saber comprar los productos adecuados y aquellos que más benefician a su organismo.

Me he vuelto una adicta de los productos biológicos. Para quien no lo sepa son aquellos que no han sido tratados con ningún tipo de pesticida o producto químico que no sea natural; que han sido cultivados respetando los ciclos propios de la naturaleza y, por supuesto, que no son transgénicos –no han sido modificados genéticamente–. Es decir, proporcionan beneficios para el medio ambiente, la comunidad agrícola y ganadera local y garantizan productos ricos en nutrientes, vitaminas y minerales.

Por desgracia estos productos acostumbran a ser más caros, pero hay que reconocer que no es lo mismo comprar una pechuga de un pollo que ha corrido libremente por el campo  a una de supermercado de un pollo que ha estado encerrado en una jaula con el único objetivo de ser cebado para que nos lo comamos. No solo esto, sino que sí pones al lado estas dos pechugas el color de su carne no tiene nada que ver, por no hablar de su textura y sabor.

Lo mismo con la fruta y la verdura. Nosotros intentamos comprarla a una payesa que conocemos en el Maresme, todo ecológico sin productos químicos. Nunca los tomates, la lechuga, las judías o las mandarinas han sido tan sabrosos. En serio, se nota y mucho.

Por suerte cada vez existen más sitios donde poder comprarestos productos ecológicos.

Es el caso de EL HUERTO DE LA CAISTA que tienen productos de calidad y te los mandan a casa. El precio de la caja es de 22€ y los productos varíasegún la época del año, ahora mismo podéis encontrar: Patatas, Col, Coliflor, Apio, Nabo, Chirivía, Puerro, Cebolla de Figueres, Cebolla tierna, Zanahorias, Manzanas, Peras, Perejil, Calabaza, Lechuga, Escarola, Acelgas y 1/2 docena de huevos de corral.

Laia7

Cuando entras en el mundo bio descubres infinidad de productos y recetas que desconocías. Por ejemplo he cambiado la pasta de trigo por la de espelta. Me sienta mucho mejor y supongo que a mi hija también. Los mismo con el pan y es que la harina de trigo cuesta más de digerir que la de espelta. Con esto no digo que me haya vuelto radical, si un día vamos a un restaurante y hay macarrones de trigo pues se los doy y punto, pero en casa intento cocinarle cosas que le p ayuden a tener una mejor digestión. Y allí va mi gran descubrimiento… la QUINOA: un superalimento que antes desconocía y que es muy aconsejado para la dieta infantil, por sus excelentes propiedades nutricionales. Muchos la consideran un cereal, aunque en realidad no lo es, pero por su utilización está emparentada con ellos. Contiene todos los aminoácidos necesarios esenciales para el ser humano y un excepcional equilibrio de proteínas, grasas y carbohidratos por lo que, a pesar de no ser un alimento habitual de la dieta mediterránea, poco a poco se está ganando un lugar en nuestras cocinas. Y lo mejor, hay infinidad de recetas para preparar distintos platos muy pero que muy ricos.

Laia6

Laia8

Una vez nuestro pediatra nos dio un consejo “nunca forcéis a vuestra hija a comer algo que no quiere, porque quizá su cuerpo no está preparado para asimilarlo”. Con esto no quiero decir que solo hay que darles aquellos productos que más les gustan, considero que hay que educarlos con la comida, pero sí que deberíamos estar atentos con aquellos alimentos que rechazan e intentar averiguar el porqué. A veces simplemente es por una cuestión de gustos pero a veces no.

Lo mismo pasa con nosotros, tenemos que aprender a escuchar a nuestro cuerpo y saber que nos conviene a cada momento. A mí por ejemplo me encanta el salmón, lo podría comer a diario, pero estando embarazada no lo podía ni ver. La verdad es que no entendía por qué… con el tiempo he llegado a la conclusión que como tomaba un suplemento de Omega 3 (ya que va muy bien para el desarrollo del celebro del feto) mi cuerpo tenía la cantidad suficiente y creó un rechazo total. Es mi teoría, eh? Ya he comentado que ni soy médico ni nada por el estilo.

Ahora estoy atenta a lo que mi cuerpo me pide e intento hacer lo mismo con India y darle una dieta sana y equilibrada, basada en cereales integrales, arroz integral, frutas, verduras, lácteos de bajo contenido graso, espelta, pescado, proteína animal a poder ser ecológicos e intento evitar en la medida de lo posible los fritos, productos con grasas hidrogenadas, azucares y  alimentos refinados.

Así que siguiendo con nuestra dieta de productos sanos, la semanapasada decidí hacer muffins caseras pero con productos bio. Os dejo la receta!!!! (yo hice la mezcla con la Termomix pero también lo podéis hacer con el túrmix de toda la vida)

Laia 2

Laia9

INGREDIENTES

200 g de azúcar moreno de caña

1 trozo de piel de limón (del limonero que tenemos en la terraza)

2 huevos (de gallina de corral)

170 g de leche de Avena (se podría hacer con leche de soja pero la Avena es másfácil de digerir)

170g de aceite vegetal proveniente de la agricultura ecológica

270 g de harina de espelta integral

1 sobre de levadura bio

PASO A PASO

Una vez hecha la mezcla llenáis con la masa 3/4 partes de cada molde y lo dejáis reposar en el frigorífico durante 15 minutos. Mientras, ir precalentando el horno a 180º. Una vez pasados los 15 minutos introducir en el horno durante 20 minutos.

Al terminar podéis decorar las muffins como más os gusten.

Laia1

Os recomiendo que visitéis la web de Xevi Verdaguer descubriréis la importancia de comer bien y los beneficios que tiene en nuestro organismo.

Y por último os dejo dos foto: la primera de este fin de semana en la  playa y la segunda el look que estrenó mi princesa, un precioso conjunto de “Je suis en CP” una marca que me encanta para niños.

Laia4

Laia3

Que tengáis una feliz semana!!! Ya me contareis como os han quedado las Muffins o Cupecakes 🙂

Twitter: @laiaferrer Instagram: Laia Ferrer

Un comentario en “EL GRAN DESCUBRIMIENTO

  1. Pingback: EMBARAZADAS PRIMERIZAS!!!! | …………….SER MAMÁ Y NO MORIR EN EL INTENTO……………. by laia ferrer

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s