¡MAMÁS EMPRENDEDORAS!

 

Hoy quiero hablar de un fenómeno que vengo observando des de hace tiempo a través de blogs e Instagram: Madres que se reinventan. Cada vez son más las mujeres que al tener un hijo se replantean “su vida profesional” y acaban creando proyectos tan bonitos como los que hoy os quiero presentar.

Madres que han empezado hacer “cosas” para sus peques y que al final han decidido comercializarlo. Mujeres valientes que no han vacilado al crear su propia marca. Mamás emprendedoras. Hoy os presento a cinco, pero hay muchas más. Aquí mi pequeño homenaje a estas mamás que admiro.

Sigue leyendo

Un recuerdo para toda la vida

No soy muy fan de las sesiones de fotos, de hecho me siento ridícula en un estudio posando. Admiro a esas blogueras o modelos que  no salen con cara de “tontas” cuando les están haciendo una sesión, por no hablar de los selfies (yo nunca quedo bien!!) . El caso es que cuando nació India unos buenos amigos nos regalaron una sesión de fotos con nuestro bebé. Al principio no las tenía todas conmigo, pero después de ver el resultado quedé encantada. Y a medida que ha pasado el tiempo esas fotos con nuestra hija, de apenas unos días de vida, aun me gustan más, es un recuerdo muy bonito que incluso a ella ahora que ya tiene dos años, le encantan.

Así que cuando nació Nico decidimos repetir, y como quedamos tan contentos con el trabajo de Gemma, la fotógrafa, volvimos a ponernos en contacto con ella para inmortalizara sus primeros días de vida. La verdad es que Gemma lo hace todo muy fácil, te hace sentir muy cómoda y no tienes la sensación de estar delante de una cámara. Sabe tratar con delicadeza a los bebés y jugar con los hermanos mayores para que posen sin saber que lo están haciendo. A India no le gusta nada que le hagan fotos, de hecho llegó a su estudio diciendo “fotos a mami, a papi y a Nico, pero a India NO!!!”  y ella supo conseguir que se las dejara hacer, alucinante!!

Así que aquí os dejo una pequeña muestra de la sesión que nos hizo (ya sabéis que no me gusta enseñar la carita de mis peques, así que aquí tenéis unas hechas especiales para el blog). Podéis conocer más el precioso trabajo de Gemma en su web TUCUTUN

Espero que os gusten!!

19012016-_MG_8730.JPG19012016-_MG_8632-BN.jpg19012016-_MG_8596.JPG19012016-_MG_8566-BN.jpg19012016-_MG_8645.JPG19012016-_MG_8582-BN.jpg30012016-_MG_8974.JPG

Volverse a enamorar

Hace demasiados días que no escribo… pero tengo un motivo de peso, concretamente de 3 kilos y medio que se llama Nico. Sois muchas las que os habéis interesado por mi y por saber cómo fue todo, os doy infinitas gracias y os pido disculpas por no haber escrito antes, pero han sido unas Navidades de locos, felices pero locas.

El pasado 21 de diciembre fue uno de los días más felices de nuestra vida, el día en que conocimos a nuestro príncipe, el día en que nos convertimos en padres por segunda vez, el día en que le dimos a nuestra hija el mayor regalo que le podíamos dar, un hermano, el día en que me volví a enamorar. Nico, nació por cesárea, ya sabéis que quería un parto natural, pero no pudo ser, algún día ya os contaré con más detalle cómo fue. Solo deciros que fue una cesárea respetada y muy bonita, una cesárea especial por muchos motivos y una cesárea llena de sentimientos. Y todo esto gracias a mis ginecólogas y amigas la Dra. Elena Fernández y la Dra. Stefanie Redón y gracias también a nuestro amigo y anestesista el Dr. Juan Pablo Oglio. Gracias chicos de corazón, sin vosotros no habría sido lo mismo. Ojalá todo el mundo pudiera contar con profesionales como vosotros.

Y evidentemente gracias también a mi marido que estuvo a mi lado des del minuto uno, dándome la mano en todo momento. Sin su amor junto a mi nada habría sido igual.

2016-01-12 19.06.41.jpg

Nunca olvidaré cada instante de este 21 de diciembre, desde las 12:00 que entré en el quirófano hasta las 12:30 que nació Nico. No olvidaré cuando le vi por primera vez, cuando me lo pusieron encima y dejó de llorar, no olvidaré su olor ni su piel mojada, o cuando abrió sus ojitos por primera vez, apenas unos segundos después de salir de mi interior, y me miró. Esa mirada penetrante que me decía: “eres tu”!

Tuve la gran suerte de que me dieran a  Nico nada más nacer, pude hacer el “piel con piel” con él durante sus tres primeras horas de vida,  los dos desnudos, des del quirófano a la sala de recuperación hasta llegar a la habitación. Pude empezar la lactancia apenas unos minutos después de nacer y todo esto junto a Pipo, los dos pudimos disfrutar de esta experiencia mágica, única e inolvidable.

Antes de que naciera Nico me preguntaba ¿Voy a sentir lo mismo que sentí cuando nació India? ¿Lo voy a querer igual? Y la respuesta es SI. Cuando vi a Nico me volví a enamorar. El amor no se divide con dos hijos, se multiplica. Así que ahora me siento afortunada porqué tengo la gran suerte de tener tres grandes amores: Pipo, India y Nico.

Prometo seguir escribiendo pronto…

Besos

Piel con Piel

Es curioso pensar que antes de quedarnos embarazadas vivimos al margen de un mundo lleno de palabras y conceptos que hasta entonces desconocíamos como: toxoplasmosis, triple screening, tapón mucoso, episiotomía, masaje perineal, meconio, progesterona, percentiles,  y mil palabras más. Pasamos a contar los meses en semanas y solo las que hemos sido mamas nos entendemos. No os penséis, que ya se me ha pasado por la cabeza publicar “El diccionario de la embarazada” 🙂

El caso es que hoy os quiero hablar de una palabra, bueno más bien un concepto, que descubrí con mi primer embarazo y que es mi preferido “El piel con piel“!!

Pero ¿que es el piel con piel?

Tras el nacimiento, los bebés se encuentran en un estado muy especial en el que están despiertos, atentos a lo que sucede alrededor, con los ojos abiertos, el sentido del olfato muy agudizado y los reflejos activos. Es conveniente conocer la importancia de este momento, que apenas dura dos horas, para vivirlo plenamente. Ese primer contacto en el que el bebé y su madre se miran, tocan y huelen es una experiencia inolvidable. El piel con piel ayuda a los bebés a adaptarse a la vida extrauterina, a mantener la temperatura. Además disminuye el tiempo de llanto, potencia el vínculo entre la madre y el bebé, resulta muy grato para ambos y facilita el establecimiento de la lactancia, ya que el bebé instintivamente, busca y encuentra el pezón, se agarra espontáneamente e inicia la primera toma. Este afianzamiento espontáneo tras el nacimiento se relaciona con lactancias más fáciles y de mayor duración.

Es importante que si la madre, por el motivo que sea no puede hacer el piel con piel lo haga el padre, los bebés necesitan sentir el calor de sus padres y no la soledad de una cuna. Aquí os dejo por si lo queréis leer algunos de los beneficios de hacer esta práctica.

Como ya sabéis estoy en la recta final de mi embarazo (semanas 38) y estos días no dejo de recordar y revivir ese momento con el nacimiento de India. El momento más mágico, bonito, feliz y especial que he vivido en toda mi vida, el momento en que me pusieron a mi hija encima. Es un momento de puro amor. Recuerdo su olor, su calor, nuestra primera mirada…. no hay un momento igual! Por suerte yo pude tenerla conmigo nada más nacer y espero que con el pequeñín pueda hacer lo mismo.

Ya no queda nada, han pasado nueve meses, 38 semanas que has ido creciendo dentro de mí, me has dado algunos vómitos, ardores y muchas patadas, he visto como te mueves en las ecografías y he escuchado tu corazón, pero durante estos 9 meses no he dejado de soñar ni un solo día en el momento en que pueda abrazarte y date todo mi amor.

Solo espero que todo vaya bien y que nazca fuerte y sano… Os dejo una foto tomada esta mañana de mi super barrigota! Feliz zsemana!

IMG_20151206_233643 (1).jpg

SÍNDROME DEL NIDO

Antes de empezar quiero deciros dos cosas:

La primera, siento haber estado tan desconectada estos últimos días, he estado haciendo reposo y descansando!! Prescripción médica.

La segunda es que el pequeño bebote se ha dado la vuelta!!!! No sé si tendrá algo que ver la acupuntura, la moxibustion o el hecho de ir de cuatro patas por casa, pero el caso es que ya está mirando hacia bajo 🙂 cosa que no me garantiza un parto vaginal, pero al menos el primer paso lo tenemos hecho.  Aunque como he dicho en múltiples ocasiones lo más importante es que llegue bien y sano y que no haya ninguna complicación.

A parte de esto deciros que estoy de 35 semanas, es decir en la recta final. Con algunas contracciones que siguen viniendo de vez en cuando y con mucha presión en la zona del pubis, supongo que la cabecita se va encajando. Ahora lo único que espero es que el bebé vaya creciendo bien, ya que el ultimo día me dijeron que estaba en un percentil 20, es decir, es un poco pequeño… La semana que viene vuelvo a tener revisión y eco, a ver qué me dicen.

Total que solo me falta un mes y no tengo casi nada preparado. Me acuerdo que con India a estas alturas ya tenía la habitación montada, todo listo y en su sitio e incluso la bolsa del hospital preparada… y ahora nada de nada. Pero como dice mi marido, en estos últimos días se me ha despertado el síndrome NIDO. Esto suele pasar a muchas embarazadas en su recta final y viene provocado por el deseo de tenerlo todo listo para cuando nazca el bebé.

Y es que por no tener, hasta esta semana no tenía ni un solo cajón para ir dejando la ropita para el peque. El caso es que aun no sabemos si los haremos dormir juntos o si vamos a convertir el despacho en la habitación del niño… así que mientras esperaba una decisión que puede llegar cuando el peque tenga medio año y decidíamos independizarlo, en un ataque de síndrome NIDO, vacié la mitad del armario de la habitación de India, donde aun había cosas nuestras, y le hecho un espacio para ir organizándolo todo.

a0f6239901a915184969112e962fb3fb

Ahora que ya tengo donde poner las cosas, toca empezar a lavar la ropita y a seleccionar lo que vamos a llevar a la clínica. Este suele ser un tema que preocupa a las madres primerizas, así que os voy a contar un poco mi experiencia y os hago mi “propia” lista de lo que llevé al hospital, de lo que me resultó útil y lo que no. Y también os dejo lo básico e imprescindible que vas a necesitar cuando llegues a casa.

¿QUE LLEVAR AL HOSPITAL?

Para el bebé

  • Muy importante comprar una bolsa grande donde te quepa todo y que luego puedas usar para ir de fin de semana, la nuestra es de Babyshower

IMG_9864-600x600

  • Normalmente te recomiendan 4 conjuntos de algodón de dos piezas, yo llevé cinco por si me hacían cesaría…y bingo! Usé los cinco, pero en lugar de las dos piezas de algodón lo que llevé fueron: 5 bodies, 5 polainas, 5 jerséis de perlé (dos hechos por mi madre, aquí os dejo uno que seguramente será el primero que ponga al pequeñín)

2015-11-19 12.25.09

Los bodies y las polainas las que más me gustan son los de PetitOH y de Limobebe, son de algodón orgánico, sin apenas costuras y muy finos al tacto, ideales para la piel de recién nacido. Es importante lleva separado en una bolsita lo que quieras que le pongan apenas nacer ya que muchas veces lo bajaran contigo a la sala de partos.

  • Un gorrito, justo para cuando salga, aunque en el hospital les ponen uno
  • Un par de mitones (guantes) – los llevé pero no los usé
  • Un par de babitas i un par de arrullos.
  • Pañales (talla más pequeña)
  • Te dicen que traigas toallitas húmedas, yo no las usé. En el hospital me dieron gasas para limpiar el culito que las humedecía con un poco de agua, me resultan mucho más agradables. De hecho sigo sin usar mucho las toallitas, solo cuando salimos de casa. Prefiero limpiarlos con una esponja húmeda, las toallitas les irritan el culete.
  • No llevé ni llevaré chupete… Creo que hasta que el bebé no se coja bien al pecho es mejor no dárselo. A India se lo di cuando tenía diez días.
  •  Cepillo suave, lo llevé pero no lo use, mi hija nació con tan poco pelo que hasta el año y medio no la peiné 🙂
  • Lo mismo pasa con el corta uñas, suele aparecer en la lista de cosas que hay que llevar al hospital. No hace falta. El pediatra nos dijo que los primeros 15 días mejor no cortárselas.
  • A veces también te ponen que lleves Colonia…. ¿Para qué si el olor de un recién nacido es el mejor del mundo? India olía a galletas, aun me acuerdo como si fuese ayer…

Para mamá

Aquí no hice caso a lo que te recomiendan, normalmente te dicen que traigas camisones, una bata, etc… pues no llevé nada de eso. Vamos a ver, cada una sabe lo que suele usar y con lo que va cómoda,  yo no uso camisones, ni batas por estar por casa, así que mucho menos los voy a usar en la clínica donde la gente va a venir a  verme.  Me traje ropa cómoda y algún pantalón de pijama mono con el que podría salir a la calle.Y me diréis

  • ¿Y para dormir? Pues dormía con braguitas y una camiseta de lactancia, así durante los nueve meses que le di el pecho a mi hija. Os las recomiendo, son lo más cómodo del mundo.
  • Si le vas a dar el pecho también tienes que llevar un par o tres de sujetadores de lactancia. Para mí los mejores son los de la casa CARRIWELL
  •  Braguitas. Te dicen que traigas de papel, a mi en la clínica me dieron unas como de “malla” mucho mejores que las de papel y luego usé las braguitas post-parto. También os las recomiendo.
  • Y luego un neceser con cosas de higiene personal, e incluso me llevé el secador y el rímel, que no falte. Eso a gusto de cada una.

¿QUE DEBEMOS TENER PREPARADO EN CASA?

Para mí lo básico que hay que tener es:

  • Carrito y Maxicosis, ya os dije que para mí el mejor esel Bugaboo Bee
  • Moisés o minicuna (con su ropa de cama)

moisesmarzomimitoshome

  • El cambiador
  •  Ropita y pijamas (al principio les cambias varias veces al día)
  • El pañuelo de porteo (un día dedicaré un post a este tema, soy muy fan)
  • Y un botiquín para los cuidados del bebé con: Alcohol de 70º y gasas estériles para curar el ombligo, muchos pañales!!!!, una esponja lo más natural posible para limpiarle, crema hidratante para el culete y de cara ya que muchas veces se les pela la piel los primeros días. Yo siempre uso todos los productos de las casa Weleda

descarga (1)

  • También puedes tener preparada la bañerita, aunque hasta que no la caiga el ombligo no lo podrás bañar.
  • El sacaleches también es un básico si le vas a dar el pecho y sino pues los biberones con todos los respectivos gadgets.

Creo que con esto nos basta y nos sobra!!
Ahora después de haceros la lista veo que aún me quedan muchas cosas por hacer, así que mi síndrome NIDO y yo nos despido hasta la semana que viene.

Besos a todas!!!

UN SÁBADO CUALQUIERA

No hay nada mejor que poder pasar un fin de semana en familia. Trabajo muchos sábados y domingos, así que los que libro los aprovecho al 100% des de primera hora de la mañana. Así es un sábado cualquiera des de que uno se convierte en padre…. Señores y señoras carguen las pilas por qué aquí no hay tregua.

LA MAÑANA

Soy dormilona, me encanta levantarme tarde de la cama. Recuerdo esos fines de semana que a las once de la mañana seguíamos haciendo el vago entre sabanas. Eso se acabó. Ahora entre 8 y 8.30 empieza el día, es increíble la energía con las que se levantan los niños. Yo necesito mi tiempo para despertar, voy zombi la primera media hora, mi hija no. Solo sacarla de la cuna ya nos señala los juguetes o me dice ¿”pintem”? (pintamos). Ella tiene la virtud de despertarme de golpe como si me tiraran un jarrón de agua fría. Así que me planto a las 8 de la mañana jugando a muñecas, al escondite o haciendo un súper dibujo de un caracol, un sol o una mariposa.

Y lo mejor de todo, es que no me importa no poder dormir más. 

PLANES DE MAÑANA

Otra cosa que cambia son los planes con los amigos. Pasas de las cenas a las comidas. Y siempre buscando un sitio donde los más pequeños puedan correr.

Este sábado lo aprovechamos para pasar el día en Collserola, concretamente en el Restaurante Can Castellví. Decidimos ir allí con un grupo de amigas, todas con hijos de la misma edad que India, porqué tienen una pequeña granja para que los niños puedan ver de cerca los animales. Somos de ciudad, así que en pocas ocasiones pueden disfrutar de los conejos, patos o caballos. A mi hija le encanta el mundo animal, sus cuentos favoritos son los que salen todo tipo de animales y siempre que en la tele sale alguno o incluso hacen algún documental se queda embobada. Vivimos en un ático y su mayor afición es salir a la terraza para ver volar los pájaros, o “piu-pius”, como ella les llama. Así que imaginaros su cara al verlos allí en vivo. Sus ojos abiertos como platos y no paraba de decir “uauu, ualaaa” toda emocionada. La verdad es que la granja no está demasiado cuidada, un poco sucia y muchos animales encerrados en jaulas pequeñas (dan un poco de pena) pero claro esto ella ni lo vio. Solo tenía ojos para ellos y manos para darles comida. Solo por ver su cara valió la pena.

IMG_20150426_220817 (1)

LA HORA DE LA COMIDA

Comer cuando tienes hijos se convierte en una misión imposible. Me encanta ir a comer fuera, ya sea en un restaurante o en casa de amigos o familiares, pero últimamente da igual que me den caviar o una simple tortilla por qué no lo saboreo como es debido. Me siento en la mesa, con India a mi lado (si tengo suerte en una trona) y me paso más de media comida prestándole más atención a ella que en el resto de la mes. Que si le doy unos colores y una libreta para que pinte, que si casi tira el vaso, que si quiere un poco de mi comida, agua, pan, agua, etc… Total que como menos que nunca. A la que me doy cuenta los calamares que había para compartir ya no existen y de la ensalada que habíamos pedido solo quedan los restos de aceite.

IR DE COMPRAS

Llega la tarde del sábado y decides ir de compras, porque está llegando el buen tiempo y quieres renovar un poco el armario. Des que tengo a la peque siempre que voy de shopping, acabo comprándole ropa para ella. Entro en el Zara, toda convencida que no iré a la sección de bebés… pero es el primer sitio donde acabo yendo, como si un magnetismo extraño me arrastrara hacia allí. Y esto muchas veces pasa des de que estas embarazada. El otro día cenando con una amiga que espera una niña, me confesó que su hija ya tiene más ropa que incluso ella misma. Y es que es inevitable.

Y eso que me juro y me perjuro que no caeré de nuevo en la tentación…pero me es imposible!!

Aquí dos de mis últimas adquisiciones. Unas gafas de sol, algo importantísimo para poder proteger los ojos de los peques y el segundo, por los días que aun hace un poco de frio, estos bonitos calcetines:

IMG_20150427_192522IMG_20150427_192825

Y POR LA NOCHE….

Y después de estas jornadas maratonianas que empiezan a las 8 de la mañana, llega la noche. Y como es sábado preparas una cena románica con tu marido, con una película que previamente habéis escogido los dos con el fin de desconectar un rato y…. en menos de cinco minutos estas en el limbo!! Señoras no sé si también os pasa a vosotras pero, no aguanto ni diez minutos de una película o serie. Últimamente me duermo cuando aún están apareciendo los créditos… y mi pobre marido acaba viendo una película (que muchas veces he escogido yo) solo!!! Eso sí permanezco dormida a su lado hasta que termina… al menos le hago compañía 🙂

Esta fue la última película que “vi”, os al recomiendo, el inicio de la peli me gustó…

Par_s_Manhattan-778014657-large

Pero a pesar de no dormir lo suficiente, de no disfrutar de las comidas, de ir con ropa de hace dos temporadas y de no terminar ni una sola película, eres la mujer más feliz del mundo porque UN SABADO CUALQUIERA se convierte en UN SABADO ESPECIAL siempre que lo pases al lado de tu hijo.

Feliz semana!

Twitter: @laiaferrer Instagram: Laia Ferrer

CONFESIONES DE UNA MADRE TRABAJADORA

Primero de todo pedir disculpas por el retraso… llevo una semana de locos en el trabajo, sin descansar ni un solo día des del martes pasado. Así que hoy quiero dedicar este artículo a todas esas madres trabajadoras, que como yo sufrimos el no poder ver a nuestros hijos tanto como nos gustaría.

No sé si todas lo sabéis pero antes de ser madre viajaba por todo el mundo, seguía la Formula 1, hasta que nació India…entonces tuve que parar. Pero este fin de semana la Formula 1 se ha instalado en Barcelona así que me ha tocado trabajar de sol a sol encerrada en el circuito des del jueves y sin apenas ver a mi princesa.

LAIA FERRER (TV3) CON EL TROFEO DE SINGAPUR 2010 (2)

Somos muchas las madres que nos pasamos horas en el trabajo sin poder estar con nuestros hijos, y creo que todas nos sentimos mal por ello. Tenemos remordimiento cuando llegamos tarde a casa y ellos ya duermen ¿Y sabéis que hago yo? Entro en su habitación, me acerco a su cama, la cojo y la sostengo unos minutos en mis brazos. La acaricio, la huelo y la beso. Necesito ese momento con ella aunque este dormida, para acallar mis culpas por no poder haberle dado un beso de buenas noches.

Me encantan los días que puedo terminar más o menso pronto, y me voy corriendo a casa para pasar unas horas con ella. Y allí llega el gran momento, cuando te ven entrar por la puerta y se les dibuja una sonrisa en la cara y te dicen “mamiiiiii”, mientras corren abrazarte. Hay que decir que también hay días que te lo hacen pagar y pasan de ti como si nadie hubiera entrado… eso sí que duele!

Y tengo que hacer otra confesión, cada mañana que salgo de casa, antes de que ella se levante, deseo que se despierte antes de cruzar la puerta para darle un beso de buenos días…

Ser madre nos acompaña todo el día… mientras estamos en el trabajo y miramos el móvil por si la canguro nos ha mandado un whatsapp, o cuando en medio de una reunión metes la mano en el bolso en busca de un bolígrafo y de repente te salen toallitas, algún juguete e incluso un chupete…

Nadie dijo que ser madre trabajadora sería fácil…

DSC_0392

Buen final de semana y disfrutad al 100% el tiempo que tengáis con vuestros hijos.

Besos

Twitter: @laiaferrer Instagram: Laia Ferrer