MARES MONOPARENTALS

A Món Petit volem parlar dels diferents tipus de família. Cada vegada és més habitual veure homosexuals amb fills, famílies múltiples, famílies adoptives o famílies monoparentals. Avui parlem amb tres dones valentes i fortes que van decidir viure aquesta gran experiència sense tenir una parella estable. Són mares monoparentals que van decidir recorre a la medicina per fer realitat el seu somni, tenir un fill.

A banda expliquem el cas de l’Elena Lopez, mares soltera que ha donat a conèixer el seu cas a través de les xarxes socials, per tal de poder ajudar a altres mares. Ella va ser mare soltera a través de la Seguretat Social als 33 anys i te un nen preciós de 3 mesos que es diu Alejandro.

¡¡¡UN NUEVO SUPER PODER!!!

Y no soy superwoman, por favor,
Ni soy mala madre,
Ni soy madre perfecta,
Ni soy sólo madre…
Soy todas y ninguna, solo soy yoNo una más!
Y sólo en el imaginario de mis hijos, quiero ser supermamá!
Catalina Echeverry

Después de unos meses de desconexión total, activo de nuevo el blog para seguiros contando mis historias como mamá, mujer, esposa, amiga, compañera, trabajadora…en fin , lo que la sociedad llama, “Super Woman”. Porqué desde que he vuelto a trabajar he adquirido un nuevo Super Poder, el de VOLAR. Tengo la sensación que todo el día voy con como un cohete. Me levanto pronto antes de que los peques se despierten para ir al trabajo, me ducho volando, desayuno volando, bajo al parking volando, cojo el coche (aquí ya no puedo volar más porqué el dichoso tráfico no me lo permite), trabajo, salgo volando, llego a casa, cojo a #babyNico volando, me voy a buscar a #littleIndia volando, vamos al parque y luego a casa para hacer cenas, baños y ponerlos a dormir y todo eso…VOLANDO! Y claro cuando los tengo a  los dos dormiditos, me desmayo en el sofá, mis alas ya no me dan para más….

Ese es el resumen de mi día a día, de lunes a viernes, y si os soy sincera me gustaría sustituir este súper poder por el de tele transportación (creo que sería más útil) o el de duplicación (que no se si existe, pero ¿no me diréis que no estaría mal poder estar en dos sitios a la vez?). Porqué lo que llevo peor de  mi vuelta  a la “rutina” es que apenas veo a mis peques, y eso se me hace muy duro, después de ocho meses de estar 24 horas con ellos.

Estoy contenta de haber vuelto a ser una “persona normal”, creo que va muy bien volverá  trabajar. Ya os lo he contado más de una vez, creo que es necesario volver a ser una misma, volver a  tener ese pequeño espacio que es nuestro trabajo para desconectar la mente de pañales, papillas y biberones. Volver a tener conversaciones normales y volver a sentirnos útiles y no solo ser mamás. Pero eso no quita que eche de menos a #BabyNico y a #LittleIndia, y que me invada un sentimiento de pena al pensar que me estoy perdiendo muchas horas de su infancia.

Y es que el tiempo pasa muy rápido. Sin ir más lejos, en un abrir y cerrar de ojos, #LittleIndia ha empezado P3, el “cole de los mayores”, como dice ella. ¡Un éxito total! He de confesar que me siento tremendamente orgullosa de mi pequeña, ni un llanto, ni una mala cara, va feliz como una perdiz y eso me deja 100% tranquila. No le ha costado nada la famosa “adaptación”. Evidentemente ayuda que en una clase, de veinticinco, ocho sean de su anterior guardería, aunque no es lo mismo el parvulario que el colegio. Creo que me ha dado más pena a mí que a ella, es un gran cambio en su vida y en la nuestra, la princesa de la casa se nos hace mayor.

Por suerte aún tengo a mi “bebote”, aunque si me despisto dejará de serlo. #BabyNico cumple hoy nueve meses!! Una fecha emotiva, ya que a partir de hoy llevará más tiempo fuera, que dentro de mí. Y como ha cambiado en estos primeros nueve meses… #BabyNico ya gatea, se levanta solo a la que pilla un punto de apoyo, balbucea todo el rato como intentando hablar, es cariñoso, bueno como el pan, casi no llora y sobre todo es el  niño más simpático que he conocido en mi vida. Y no es solo amor de madre (que también) pero de verdad que SIEMPRE tiene una sonrisa en la boca. Es puro amor.

Así que como veis, ha llegado septiembre y con él la rutina y mi“vida normal”, la de una MADRE DE DOS, con sus alegrías y sus penas, sus más y sus menos y sus días buenos y malos. Porqué somos madres, pero no perfectas. A veces no podemos llegar a todo y no por eso no debemos sentirnos culpables, porqué nos llaman Super Womans pero a mí nadie me ha preguntado que súper poder quiero yo. NO somos SUPER WOMANS, simplemente intentamos ser SUPER MAMÁS.

¿Si pudieseis escoger un SUPER PODER, cuál sería?

Feliz semana amigas!

IMG_20160921_113124.jpg

 

16 semanas

 

images (1).jpg

Hoy tendría que haber vuelto a trabajar. Hoy se me acaba la baja maternal. Hoy finalizan las 16 semanas o lo que es lo mismo los 112 días. Hoy se supone que debería dejar a mi hijo al cuidado de otra persona o en la guardería. Hoy debería sacarme leche durante todo el día para dejarle preparado biberones o directamente dejar la lactancia materna y pasar a la leche de formula. Hoy me debería haber independizado de mi hijo. Hoy es el día que muchas mujeres temen, el día de separarse de su bebé de tan solo 3 meses y medio. Hoy quiero reivindicar que las 16 semanas de baja maternal son totalmente insuficientes!! Y os explicaré porqué.

Mi bebé de 16 semanas sigue despertándose cada 3 horas por la noche para comer, esta noche lo ha hecho a la una, a las cuatro, a las  seis  y a las nueve.  No puedo decir que no duerma, claro que duermo entre toma y toma, el problema es que no descanso como para luego poder rendir al 100% en el trabajo. Pero que tome pecho, cada tres horas, no es solo una fuente de alimentación que se pueda substituirse con biberones, va mucho más allá, dar el pecho también les proporciona placer, seguridad, tranquilidad y un vinculo con la madre que no se debería cortar prematuramente. Y aunque hayas decidido no dar el pecho, un bebé hasta los seis meses es una extensión de la madre, necesita olerla, notarla, sentirla, y no es hasta esa edad que el niño empieza a percibir que es un individuo aparte y empieza a explorar el mundo como un ser independiente. Separarles antes no es recomendable.

Además los seis meses es el mínimo marcado por la OMS y la Asociación Española de Pediatría para la lactancia materna. Una baja maternal de 16 semanas interfiere en ese punto y lo hace prácticamente inviable.

Y luego está la parte emocional. Tras los primeros  dos meses que son los más duros por un cansancio extremo y una sensación de que no llegas a nada, llegan las 16 semanas donde tu bebé empieza a interactuar . Es el momento en que se empiezan a estrechar los lazos efectivos y donde muchas mujeres empiezan a disfrutar de la maternidad… y es entonces cuando tienes que separarte de tu hijo para volver a la rutina. Es un momento muy duro donde nos podemos sentir angustiadas, tristes, culpables e incluso sufrir ansiedad, y es evidentemente no beneficia al bebé.

Yo he optado por alargar un poco más mi baja maternal pidiendo a la empresa un permiso no remunerado (excedencia) por cuidado de los hijos, quiero dar a mi hijo el pecho en exclusiva hasta los seis meses y no perderme estos primeros meses tan importantes y que ya no volverán. Que nadie se  vaya a pensar que son vacaciones porqué no lo son. Al tomar esta decisión estamos aparcando por un tiempo nuestro trabajo para hacer otras tareas, y no siempre es fácil. Es muy importante en estos casos tener apoyo emocional por parte de la pareja ya que la crianza tiene momentos duros y poco agradecidos en los que la mujer se puede sentir poco valorada y sola. Y en muchas ocasiones se echa de menos la independencia y la sensación de sentirse realizada que da el trabajo.

Yo tengo la gran suerte de poder hacerlo, pero seguro que hoy ha habido muchas mujeres que después de 16 semanas se han tenido que reincorporar a sus puestos de trabajo y se les ha roto el corazón al separarse por primera de su bebé.

Ya dije anteriormente que la baja paternal de solo 15 días me parece un insulto, ahora añado que la baja maternal de la mujer me parece una verguenza e insuficiente y que el gobierno debería replantearse este tema, al menos hasta los seis meses de vida del bebé. ¿Verdad que en muchas cuestiones miramos lo que hacen nuestros países vecinos de Europa y queremos ser como ellos? Pues señores, ¿Por qué no copiar esto también?

¿ Qué opináis? ¿Como vivisteis ese momento de volver a trabajar?

UN SÁBADO CUALQUIERA

No hay nada mejor que poder pasar un fin de semana en familia. Trabajo muchos sábados y domingos, así que los que libro los aprovecho al 100% des de primera hora de la mañana. Así es un sábado cualquiera des de que uno se convierte en padre…. Señores y señoras carguen las pilas por qué aquí no hay tregua.

LA MAÑANA

Soy dormilona, me encanta levantarme tarde de la cama. Recuerdo esos fines de semana que a las once de la mañana seguíamos haciendo el vago entre sabanas. Eso se acabó. Ahora entre 8 y 8.30 empieza el día, es increíble la energía con las que se levantan los niños. Yo necesito mi tiempo para despertar, voy zombi la primera media hora, mi hija no. Solo sacarla de la cuna ya nos señala los juguetes o me dice ¿”pintem”? (pintamos). Ella tiene la virtud de despertarme de golpe como si me tiraran un jarrón de agua fría. Así que me planto a las 8 de la mañana jugando a muñecas, al escondite o haciendo un súper dibujo de un caracol, un sol o una mariposa.

Y lo mejor de todo, es que no me importa no poder dormir más. 

PLANES DE MAÑANA

Otra cosa que cambia son los planes con los amigos. Pasas de las cenas a las comidas. Y siempre buscando un sitio donde los más pequeños puedan correr.

Este sábado lo aprovechamos para pasar el día en Collserola, concretamente en el Restaurante Can Castellví. Decidimos ir allí con un grupo de amigas, todas con hijos de la misma edad que India, porqué tienen una pequeña granja para que los niños puedan ver de cerca los animales. Somos de ciudad, así que en pocas ocasiones pueden disfrutar de los conejos, patos o caballos. A mi hija le encanta el mundo animal, sus cuentos favoritos son los que salen todo tipo de animales y siempre que en la tele sale alguno o incluso hacen algún documental se queda embobada. Vivimos en un ático y su mayor afición es salir a la terraza para ver volar los pájaros, o “piu-pius”, como ella les llama. Así que imaginaros su cara al verlos allí en vivo. Sus ojos abiertos como platos y no paraba de decir “uauu, ualaaa” toda emocionada. La verdad es que la granja no está demasiado cuidada, un poco sucia y muchos animales encerrados en jaulas pequeñas (dan un poco de pena) pero claro esto ella ni lo vio. Solo tenía ojos para ellos y manos para darles comida. Solo por ver su cara valió la pena.

IMG_20150426_220817 (1)

LA HORA DE LA COMIDA

Comer cuando tienes hijos se convierte en una misión imposible. Me encanta ir a comer fuera, ya sea en un restaurante o en casa de amigos o familiares, pero últimamente da igual que me den caviar o una simple tortilla por qué no lo saboreo como es debido. Me siento en la mesa, con India a mi lado (si tengo suerte en una trona) y me paso más de media comida prestándole más atención a ella que en el resto de la mes. Que si le doy unos colores y una libreta para que pinte, que si casi tira el vaso, que si quiere un poco de mi comida, agua, pan, agua, etc… Total que como menos que nunca. A la que me doy cuenta los calamares que había para compartir ya no existen y de la ensalada que habíamos pedido solo quedan los restos de aceite.

IR DE COMPRAS

Llega la tarde del sábado y decides ir de compras, porque está llegando el buen tiempo y quieres renovar un poco el armario. Des que tengo a la peque siempre que voy de shopping, acabo comprándole ropa para ella. Entro en el Zara, toda convencida que no iré a la sección de bebés… pero es el primer sitio donde acabo yendo, como si un magnetismo extraño me arrastrara hacia allí. Y esto muchas veces pasa des de que estas embarazada. El otro día cenando con una amiga que espera una niña, me confesó que su hija ya tiene más ropa que incluso ella misma. Y es que es inevitable.

Y eso que me juro y me perjuro que no caeré de nuevo en la tentación…pero me es imposible!!

Aquí dos de mis últimas adquisiciones. Unas gafas de sol, algo importantísimo para poder proteger los ojos de los peques y el segundo, por los días que aun hace un poco de frio, estos bonitos calcetines:

IMG_20150427_192522IMG_20150427_192825

Y POR LA NOCHE….

Y después de estas jornadas maratonianas que empiezan a las 8 de la mañana, llega la noche. Y como es sábado preparas una cena románica con tu marido, con una película que previamente habéis escogido los dos con el fin de desconectar un rato y…. en menos de cinco minutos estas en el limbo!! Señoras no sé si también os pasa a vosotras pero, no aguanto ni diez minutos de una película o serie. Últimamente me duermo cuando aún están apareciendo los créditos… y mi pobre marido acaba viendo una película (que muchas veces he escogido yo) solo!!! Eso sí permanezco dormida a su lado hasta que termina… al menos le hago compañía 🙂

Esta fue la última película que “vi”, os al recomiendo, el inicio de la peli me gustó…

Par_s_Manhattan-778014657-large

Pero a pesar de no dormir lo suficiente, de no disfrutar de las comidas, de ir con ropa de hace dos temporadas y de no terminar ni una sola película, eres la mujer más feliz del mundo porque UN SABADO CUALQUIERA se convierte en UN SABADO ESPECIAL siempre que lo pases al lado de tu hijo.

Feliz semana!

Twitter: @laiaferrer Instagram: Laia Ferrer