¡MAMÁS EMPRENDEDORAS!

 

Hoy quiero hablar de un fenómeno que vengo observando des de hace tiempo a través de blogs e Instagram: Madres que se reinventan. Cada vez son más las mujeres que al tener un hijo se replantean “su vida profesional” y acaban creando proyectos tan bonitos como los que hoy os quiero presentar.

Madres que han empezado hacer “cosas” para sus peques y que al final han decidido comercializarlo. Mujeres valientes que no han vacilado al crear su propia marca. Mamás emprendedoras. Hoy os presento a cinco, pero hay muchas más. Aquí mi pequeño homenaje a estas mamás que admiro.

Sigue leyendo

Un recuerdo para toda la vida

No soy muy fan de las sesiones de fotos, de hecho me siento ridícula en un estudio posando. Admiro a esas blogueras o modelos que  no salen con cara de “tontas” cuando les están haciendo una sesión, por no hablar de los selfies (yo nunca quedo bien!!) . El caso es que cuando nació India unos buenos amigos nos regalaron una sesión de fotos con nuestro bebé. Al principio no las tenía todas conmigo, pero después de ver el resultado quedé encantada. Y a medida que ha pasado el tiempo esas fotos con nuestra hija, de apenas unos días de vida, aun me gustan más, es un recuerdo muy bonito que incluso a ella ahora que ya tiene dos años, le encantan.

Así que cuando nació Nico decidimos repetir, y como quedamos tan contentos con el trabajo de Gemma, la fotógrafa, volvimos a ponernos en contacto con ella para inmortalizara sus primeros días de vida. La verdad es que Gemma lo hace todo muy fácil, te hace sentir muy cómoda y no tienes la sensación de estar delante de una cámara. Sabe tratar con delicadeza a los bebés y jugar con los hermanos mayores para que posen sin saber que lo están haciendo. A India no le gusta nada que le hagan fotos, de hecho llegó a su estudio diciendo “fotos a mami, a papi y a Nico, pero a India NO!!!”  y ella supo conseguir que se las dejara hacer, alucinante!!

Así que aquí os dejo una pequeña muestra de la sesión que nos hizo (ya sabéis que no me gusta enseñar la carita de mis peques, así que aquí tenéis unas hechas especiales para el blog). Podéis conocer más el precioso trabajo de Gemma en su web TUCUTUN

Espero que os gusten!!

19012016-_MG_8730.JPG19012016-_MG_8632-BN.jpg19012016-_MG_8596.JPG19012016-_MG_8566-BN.jpg19012016-_MG_8645.JPG19012016-_MG_8582-BN.jpg30012016-_MG_8974.JPG

Volverse a enamorar

Hace demasiados días que no escribo… pero tengo un motivo de peso, concretamente de 3 kilos y medio que se llama Nico. Sois muchas las que os habéis interesado por mi y por saber cómo fue todo, os doy infinitas gracias y os pido disculpas por no haber escrito antes, pero han sido unas Navidades de locos, felices pero locas.

El pasado 21 de diciembre fue uno de los días más felices de nuestra vida, el día en que conocimos a nuestro príncipe, el día en que nos convertimos en padres por segunda vez, el día en que le dimos a nuestra hija el mayor regalo que le podíamos dar, un hermano, el día en que me volví a enamorar. Nico, nació por cesárea, ya sabéis que quería un parto natural, pero no pudo ser, algún día ya os contaré con más detalle cómo fue. Solo deciros que fue una cesárea respetada y muy bonita, una cesárea especial por muchos motivos y una cesárea llena de sentimientos. Y todo esto gracias a mis ginecólogas y amigas la Dra. Elena Fernández y la Dra. Stefanie Redón y gracias también a nuestro amigo y anestesista el Dr. Juan Pablo Oglio. Gracias chicos de corazón, sin vosotros no habría sido lo mismo. Ojalá todo el mundo pudiera contar con profesionales como vosotros.

Y evidentemente gracias también a mi marido que estuvo a mi lado des del minuto uno, dándome la mano en todo momento. Sin su amor junto a mi nada habría sido igual.

2016-01-12 19.06.41.jpg

Nunca olvidaré cada instante de este 21 de diciembre, desde las 12:00 que entré en el quirófano hasta las 12:30 que nació Nico. No olvidaré cuando le vi por primera vez, cuando me lo pusieron encima y dejó de llorar, no olvidaré su olor ni su piel mojada, o cuando abrió sus ojitos por primera vez, apenas unos segundos después de salir de mi interior, y me miró. Esa mirada penetrante que me decía: “eres tu”!

Tuve la gran suerte de que me dieran a  Nico nada más nacer, pude hacer el “piel con piel” con él durante sus tres primeras horas de vida,  los dos desnudos, des del quirófano a la sala de recuperación hasta llegar a la habitación. Pude empezar la lactancia apenas unos minutos después de nacer y todo esto junto a Pipo, los dos pudimos disfrutar de esta experiencia mágica, única e inolvidable.

Antes de que naciera Nico me preguntaba ¿Voy a sentir lo mismo que sentí cuando nació India? ¿Lo voy a querer igual? Y la respuesta es SI. Cuando vi a Nico me volví a enamorar. El amor no se divide con dos hijos, se multiplica. Así que ahora me siento afortunada porqué tengo la gran suerte de tener tres grandes amores: Pipo, India y Nico.

Prometo seguir escribiendo pronto…

Besos

SÍNDROME DEL NIDO

Antes de empezar quiero deciros dos cosas:

La primera, siento haber estado tan desconectada estos últimos días, he estado haciendo reposo y descansando!! Prescripción médica.

La segunda es que el pequeño bebote se ha dado la vuelta!!!! No sé si tendrá algo que ver la acupuntura, la moxibustion o el hecho de ir de cuatro patas por casa, pero el caso es que ya está mirando hacia bajo 🙂 cosa que no me garantiza un parto vaginal, pero al menos el primer paso lo tenemos hecho.  Aunque como he dicho en múltiples ocasiones lo más importante es que llegue bien y sano y que no haya ninguna complicación.

A parte de esto deciros que estoy de 35 semanas, es decir en la recta final. Con algunas contracciones que siguen viniendo de vez en cuando y con mucha presión en la zona del pubis, supongo que la cabecita se va encajando. Ahora lo único que espero es que el bebé vaya creciendo bien, ya que el ultimo día me dijeron que estaba en un percentil 20, es decir, es un poco pequeño… La semana que viene vuelvo a tener revisión y eco, a ver qué me dicen.

Total que solo me falta un mes y no tengo casi nada preparado. Me acuerdo que con India a estas alturas ya tenía la habitación montada, todo listo y en su sitio e incluso la bolsa del hospital preparada… y ahora nada de nada. Pero como dice mi marido, en estos últimos días se me ha despertado el síndrome NIDO. Esto suele pasar a muchas embarazadas en su recta final y viene provocado por el deseo de tenerlo todo listo para cuando nazca el bebé.

Y es que por no tener, hasta esta semana no tenía ni un solo cajón para ir dejando la ropita para el peque. El caso es que aun no sabemos si los haremos dormir juntos o si vamos a convertir el despacho en la habitación del niño… así que mientras esperaba una decisión que puede llegar cuando el peque tenga medio año y decidíamos independizarlo, en un ataque de síndrome NIDO, vacié la mitad del armario de la habitación de India, donde aun había cosas nuestras, y le hecho un espacio para ir organizándolo todo.

a0f6239901a915184969112e962fb3fb

Ahora que ya tengo donde poner las cosas, toca empezar a lavar la ropita y a seleccionar lo que vamos a llevar a la clínica. Este suele ser un tema que preocupa a las madres primerizas, así que os voy a contar un poco mi experiencia y os hago mi “propia” lista de lo que llevé al hospital, de lo que me resultó útil y lo que no. Y también os dejo lo básico e imprescindible que vas a necesitar cuando llegues a casa.

¿QUE LLEVAR AL HOSPITAL?

Para el bebé

  • Muy importante comprar una bolsa grande donde te quepa todo y que luego puedas usar para ir de fin de semana, la nuestra es de Babyshower

IMG_9864-600x600

  • Normalmente te recomiendan 4 conjuntos de algodón de dos piezas, yo llevé cinco por si me hacían cesaría…y bingo! Usé los cinco, pero en lugar de las dos piezas de algodón lo que llevé fueron: 5 bodies, 5 polainas, 5 jerséis de perlé (dos hechos por mi madre, aquí os dejo uno que seguramente será el primero que ponga al pequeñín)

2015-11-19 12.25.09

Los bodies y las polainas las que más me gustan son los de PetitOH y de Limobebe, son de algodón orgánico, sin apenas costuras y muy finos al tacto, ideales para la piel de recién nacido. Es importante lleva separado en una bolsita lo que quieras que le pongan apenas nacer ya que muchas veces lo bajaran contigo a la sala de partos.

  • Un gorrito, justo para cuando salga, aunque en el hospital les ponen uno
  • Un par de mitones (guantes) – los llevé pero no los usé
  • Un par de babitas i un par de arrullos.
  • Pañales (talla más pequeña)
  • Te dicen que traigas toallitas húmedas, yo no las usé. En el hospital me dieron gasas para limpiar el culito que las humedecía con un poco de agua, me resultan mucho más agradables. De hecho sigo sin usar mucho las toallitas, solo cuando salimos de casa. Prefiero limpiarlos con una esponja húmeda, las toallitas les irritan el culete.
  • No llevé ni llevaré chupete… Creo que hasta que el bebé no se coja bien al pecho es mejor no dárselo. A India se lo di cuando tenía diez días.
  •  Cepillo suave, lo llevé pero no lo use, mi hija nació con tan poco pelo que hasta el año y medio no la peiné 🙂
  • Lo mismo pasa con el corta uñas, suele aparecer en la lista de cosas que hay que llevar al hospital. No hace falta. El pediatra nos dijo que los primeros 15 días mejor no cortárselas.
  • A veces también te ponen que lleves Colonia…. ¿Para qué si el olor de un recién nacido es el mejor del mundo? India olía a galletas, aun me acuerdo como si fuese ayer…

Para mamá

Aquí no hice caso a lo que te recomiendan, normalmente te dicen que traigas camisones, una bata, etc… pues no llevé nada de eso. Vamos a ver, cada una sabe lo que suele usar y con lo que va cómoda,  yo no uso camisones, ni batas por estar por casa, así que mucho menos los voy a usar en la clínica donde la gente va a venir a  verme.  Me traje ropa cómoda y algún pantalón de pijama mono con el que podría salir a la calle.Y me diréis

  • ¿Y para dormir? Pues dormía con braguitas y una camiseta de lactancia, así durante los nueve meses que le di el pecho a mi hija. Os las recomiendo, son lo más cómodo del mundo.
  • Si le vas a dar el pecho también tienes que llevar un par o tres de sujetadores de lactancia. Para mí los mejores son los de la casa CARRIWELL
  •  Braguitas. Te dicen que traigas de papel, a mi en la clínica me dieron unas como de “malla” mucho mejores que las de papel y luego usé las braguitas post-parto. También os las recomiendo.
  • Y luego un neceser con cosas de higiene personal, e incluso me llevé el secador y el rímel, que no falte. Eso a gusto de cada una.

¿QUE DEBEMOS TENER PREPARADO EN CASA?

Para mí lo básico que hay que tener es:

  • Carrito y Maxicosis, ya os dije que para mí el mejor esel Bugaboo Bee
  • Moisés o minicuna (con su ropa de cama)

moisesmarzomimitoshome

  • El cambiador
  •  Ropita y pijamas (al principio les cambias varias veces al día)
  • El pañuelo de porteo (un día dedicaré un post a este tema, soy muy fan)
  • Y un botiquín para los cuidados del bebé con: Alcohol de 70º y gasas estériles para curar el ombligo, muchos pañales!!!!, una esponja lo más natural posible para limpiarle, crema hidratante para el culete y de cara ya que muchas veces se les pela la piel los primeros días. Yo siempre uso todos los productos de las casa Weleda

descarga (1)

  • También puedes tener preparada la bañerita, aunque hasta que no la caiga el ombligo no lo podrás bañar.
  • El sacaleches también es un básico si le vas a dar el pecho y sino pues los biberones con todos los respectivos gadgets.

Creo que con esto nos basta y nos sobra!!
Ahora después de haceros la lista veo que aún me quedan muchas cosas por hacer, así que mi síndrome NIDO y yo nos despido hasta la semana que viene.

Besos a todas!!!

LA LACTANCIA

Ainhoa, Ana, Barbara, Carlota, Elisenda, Elisabeth, Gemma, Luisa,  Mabel, Maria, Marta (Arlet), Marta (Jorel), Penelope y Violeta .

Estas catorce mujeres podrían ser perfectamente las de la foto, pero no lo son. Las mujeres de la foto son madres lactantes que un día decidieron tomarse una instantánea dando el pecho. Una fotografía que fue censurada por facebook y que ha dado la vuelta al mundo. Al parecer el artista olvidó pixelear un pezón de una de las mujeres. Por este motivo, la red social pidió que borrase la foto o ellos la eliminarían. (la original la podeís ver aquí

Al ver la polémica pensé en hacer un post sobre la lactancia y un pequeño homenaje a las madres lactantes, como las que os he citado antes. Unas mujeres maravillosas. Ellas son madres, algunas primerizas otras no, con sus miedos e inquietud pero con un mismo objetivo hacer felices a sus hijos. Ellas eran unas desconocidas y ahora son mis amigas. Con ellas he compartido risas y llantos,  momentos duros, muchas preocupaciones,  pero sobre todo muchísimas dudas. A todas ellas las conocí gracias a Isabel Coca, una matrona formada en la disciplina de Hatha Yoga. Con ella empecé a ir estando embarazada a las clases de preparación al parto y allí coincidí con muchas de estas mujeres. Íbamos los martes por la tarde, primero hacíamos una hora de yoga y luego una hora de charla, debate o coloquio (llamarlo como queráis). Allí exponíamos nuestras dudas y  preguntas e Isabel, con la dulzura que le caracteriza, nos respondía a todo. Muchos martes al llegar veías que faltaba alguna de las compañeras, había nacido su bebé. Entonces Isabel nos contaba como había ido su parto y lo comentábamos. Y es que a Isabel la podías llamar a la hora que fuese, ella te daba su teléfono móvil y el de casa para cualquier cosa que necesitaras: si rompías aguas, si te ponías de parto o simplemente si tenias contracciones y no sabías que hacer. E incluso la podías llamar des de la misma sala de partos. Ella nos acompañó en la distancia a nuestros partos.

Pero esta experimentada comadrona no dejaba de repetirnos  “Os preocupáis mucho por el parto pero lo más duro viene después” cuanta razón. Al fin y al cabo el parto son unas horas, algunas tienen la suerte de ir rápido y otras como yo pues no (22horas en mi caso, algún día ya os explicaré como fue). Pero al final sea más corto o más largo sabes que es un trámite y que con cada contracción dolorosa ( porque duelen mucho) queda menso para ver la carita de tu bebé. Así que Isabel también te acompañaba en los inicios del post-parto pero sobre todo en la lactancia. Y aquí la gran pregunta: ¿Dar o no dar pecho? Esta es la cuestión. Porqué esta es una de las primeras decisiones que debes tomar como madre.  Y es una decisión que debes tomar tu, nadie más, una decisión muy personal, pero en la que todo el mundo acaba opinando.  Yo recomiendo a las futuras madres que hagan lo que les dicte el corazón, no por dar el pecho vas a ser mejor madre que si no lo das. Porqué como dice Penélope “más vale un biberón con amor que una teta con mala leche”… siempre me ha hecho mucha gracia esta frase, pero creo que tiene toda la razón. Y es que dar el pecho no es fácil.

Yo nunca antes me había planteado si lo daría o no. Es más, era de las que pensaba que si podía bien y sino pues también. Porqué somos de una generación en la que a la gran mayoría no nos dieron el pecho. Yo nací en el 82 y por aquel entonces la frase “es que no tienes suficiente leche” era la que más se les repetía a las mamás. Por suerte asociaciones como La Liga de la leche han educado a la sociedad que al pecho hay que estimularlo para que produzca, que cuanto más mame el bebe más leche tendrás y que el calostro ( liquido que sale los primeros días antes de la subida de la leche) también alimenta. De hecho mi hija nació un lunes, y hasta el viernes no me subió la leche, pero aunque al nacer perdió trescientos gramos, cuando salimos del hospital ya había recuperado cien de estos trescientos. Solo con el calostro. Así que claro que alimenta. Lo que no se tiene que hacer es darles biberones antes de que te suba la leche porque entonces se acostumbraran y adiós a la lactancia materna.

laia1

Sí yo di el pecho. Como he comentado antes yo estaba bastante abierta en este tema, pero al quedarme embarazada empecé a pensar que quería dárselo, creo que fue el instinto maternal que me despertó estas ganas de amamantar a mi hija. Y os aseguro que es lo más bonito y mágico que hay en el mundo. Esta conexión que se tiene con el bebé cuando le estas dando el pecho no es comparable a nada, es un regalo que solo las mujeres tenemos. Ver como nuestros hijos van creciendo y aumentando de peso solo con lo que nosotras les damos, es increíble. Pero como toda parte  bonita también tiene su parte mala, o en este caso dura. Porqué dar el pecho no es fácil. Por esto es tan importante el trabajo de mujeres como Isabel, que te acompañan en todo el proceso del post parto y lactancia.

Cuando vuelves a casa después de unos días en el hospital rodeada de enfermeras que te van indicando como hacerlo de repente te encuentras sola en casa, con la subida de la leche, con los pechos que te duelen y con las hormonas bailando una samba. Así que cogí el teléfono y la llamé. Y con tan solo 9 días de vida India y yo empezamos sus clases post parto y allí me recontaré con algunas madres con las que había coincidí en el preparto y conocí a las demás. Íbamos los miércoles, era nuestro día. En la baja maternal te pasas muchas horas en casa, sola sin nada que hacer más que cuidar de tu bebe, y esta era una buena excusa para salir de casa, ver a mujeres en tu misma situación y compartir experiencias. Además cerca del local de Isabel hay un restaurante vegetariano Amaltea, con una sala de actividades al fondo donde nos reservaban siempre una mesa y allí pasábamos la tarde.

IMG_20150309_152158

Os recomiendo a todas esas mamás embarazadas o recién paridas que si podéis ir a un grupo parecido a este os irá genial. Y no hace falta dar el pecho para ir a estas clases. En el caso de Isabel, evidentemente defiende dar el pecho por los infinitos beneficios que tienen sobre el bebé, pero también he visto alguna mujer que ha decidido no darlo, por el motivo que fuese, e ir a estas reuniones. Porque al final como he dicho antes tiene que dar el pecho convencida de ello y con todo el amor del mundo, porque los bebés por muy pequeños que sean lo perciben todo. Y si decides tirar la toalla, porqué lo estas pasando muy mal no te sientas mal por ello.

Os voy a dar algunos consejos/trucos que me fueron bien a mí en los primeros días de la lactancia:

– Primer de todo, creo que la postura es la clave del éxito de una buena lactancia. Y nuestro mejor amigo será el cojín lactante.

– Los primeros días los pezones duelen, se te irritan y muchas veces se agrietan ( por suerte este no fue mi caso). A parte de intentar hacer top-les todo el día por casa, pechos al aire 😉 a mí lo que me fue mejor para aliviar el dolor fue el aceite de oliva. Ni Pureland, ni nada de cremas, lo más natural e hidratante es el aceite. Además si el bebe lo chupa no pasa nada.

– Para mí fue fundamental un buen sujetador de lactancia. Si acostumbran a ser muy feos, pero vamos a ser realistas, tampoco estamos para hacer un desfile de Victoria’s Secret. Yo los compré en Limobebe y en LaMamaVaca.

Y luego como me pilló la lactancia en invierno pues me compré unas camisetas que me fueron de maravilla de la casaCarriwell 

– Tened también un kit-saca leches. Yo usé el swing de Medela, me fué genial.  Aunque eso sí, yo os recomendaría sacarlos la leche en solitario, por qué es lo más parecido a ser una vaca.

– Os recomiendo una APP que usé par llevar un control de las horas en que le había dado el pecho, con que pecho había terminado la toma, cuánto tiempo había estado mamando, etc… a mí me fue de gran ayuda: BABY FEEDING , aunque hay un montón. O dejo un enlace del blog Handel y Greta con distintas aplicaciones para mamas .

– Una duda que nos surge muchas veces es sí dando el pecho podemos o no tomarnos ciertos medicamentos, aquí una web que te dice lo que puedes y lo que no puedes tomar e-lactancia

– Y hablando de tomar os recomiendo que dando el pecho no comáis ni espárragos, ajos, alcachofas y cebollas cambian  el sabor de la leche y no les gusta a los bebés. Os lo digo por experiencia.

– Y por último llevar siempre encima unos baberos, los vais a necesitar.

IMG_20150310_125927

Aprovecho para dar las gracias a Isabel Coca por lo mucho que me ayudó. Pero sobre todo a Ainhoa, Ana, Barbara, Carlota, Elisenda, Elisabeth, Gemma, Luisa,  Mabel, Maria, Marta (Arlet), Marta (Jorel), Penelope y Violeta , por ser mis amigas y por estar siempre allí. Porqué juntas estamos descubriendo día tras día lo que significa ser madre.

IMG_20150309_155457

Os animo a todas las madres que contéis vuestras experiencias con la lactancia, si disteis o no el pecho, si lo disteis a demanda o no y si tenéis algún truco que ayude a futuras mamás a hacer más llevadero este precioso pero difícil momento.

Twitter: @laiaferrer Instagram: Laia Ferrer

SUS PRIMERAS VECES

Te cuentan muchas cosas sobre la maternidad, muchas historias, situaciones y vivencias. Pero hasta que no vives esa experiencia en tus propias carnes no sabes realmente lo que significa ser madre. Hoy os quiero contar algunas de mis vivencias y momentos que sé que no se me olvidaran en la vida.

Tengo una libreta, negra pequeña que siempre me acompaña, des de antes que naciera mi pequeña princesa e intento apuntar anécdotas, momentos, sensaciones, sus primeros logros y sus primeras palabras. Así que hoy la abro para vosotras para compartir algunos de esos preciosos momentos.

Sin títuloEmpecé esta libreta con sus primeras patadas. La primera vez que la sentí dentro de mí. Estaba de casi cinco meses y una noche tumbada en la cama mientras mi marido ya dormía a mi lado, me saludó por primera vez. Evidentemente despertré a Pipo (mi marido) y aunque el tardó aún algunos días en notarla me hizo ilusión compartir ese momento con él. También intento capturar los momentos importantes de su vida, hoy en día tenemos la gran suerte que nos acompaña a todas partes una cámara de fotos, así que podemos inmortalizar esos instantes. Como este video que grabé cuando aún estaba en mi barriga y que ahora cuando lo veo aún me pregunto cómo puede ser que en mi vientre se creara esa personita tan maravillosa.

Al nacer India, una de las primeras cosas que apunté fue su primera sonrisa. Eran las tres de la madrugada, hacia pocas horas que le había dado la última toma y oí como con un hilo de voz me decía que teníahambre. Mi hija nunca ha sido de despertarse por la noche llorando, se despertaba y oías como se quejaba en voz baja. A veces esa vocecita se mezclaba con los sueños y tardaba un buen rato en reaccionar. El caso es que ese día me incorporé para cogerla, y al ver mi rostro me sonrió. Fue mágico. Como una recompensa a tantas noches en vela. Y a partir de allí cada noche y en cada toma sonreía al verme asomarme en su cuna. Aun hoy me devuelve esa sonrisa cada mañana cuando la voy a buscar en su habitación. No es una simple sonrisa, para mí es un regalo.

Una de las cosas que me sorprendió más de la maternidad es que en pocos días conoces a esa personita a la perfección. Cuando te dan a tu hijo en brazos por primera vez, es un auténtico desconocido. No sabes si será dormilón, llorón, si será tragón o si tendrácólicos. Pero en menos de una semana sabes que quiere cada vez que llora. Parece mentira pero distingues perfectamente el llanto de hambre, con el de sueño con el de “tengo el pañal sucio”. Y eso solo te pasa con tu hijo, por muchos llantos que oigas de otros bebés solo entiendes el lenguaje de tu pequeño.

Momentos importantes que también tengo apuntados son cuando se sentó por primera vez, el primer día que comió fruta, cuando le salió el primer diente, la primera vez que gateó y sus primeros pasos con casi 11 meses.

Sin título

Su primera palabra fue “papá”, palabra que dijo bastante antes que “mamá”, supongo que le era más fácil. Muy pronto dijo las palabras “si” y “no” y poco a poco ha ido aprendiendo un amplio vocabulario para un bebé de su edad.

Conoce a todos los miembros de la familia y una cosa sorprendente mucho es que sabe perfectamente quien forma parte de la familia de mi marido y quien es miembro de la mía. Nunca cuando los nombra los mezcla. Es más, cuando le decimos que vamos a comer a casa mis padres ella en seguida te cita todas las personas de mi familia (mis padres, mis hermanos..) en cambio sí le preguntas si estará Alma ( mi sobrina por parte de mi marido) o la hermana de Pipo, sin vacilar, te dice un contundente NO.

Ahora ha empezado a crear “mini frases” juntando dos palabras: “no més” (no mas) “no toca” (no tocar) “no va” (no funciona)… Y ha descubierto una palabra que utiliza mínimo 20 veces al día: MIO.

Si antes decía que acabas entendiendo su llanto, algo parecido pasa con el vocabulario. Los padres nos convertimos en traductores de nuestros hijos porqué somos los únicos capaces de descifrar sus palabras.

A veces cuesta apuntar todas estas cosas, hay días que caes rendida en el sofá y no tienes fuerzas para coger esa pequeña libreta y escribir sus logros. Pero vale la pena porque el día de mañana cuando tu hijo sea mayor y vea con el amor que has ido apuntando cada una de estas vivencias seguro que le gustará. Es más, creo que dentro de unos años cuando yo lo lea de nuevo reviviré estos momentos tan especiales. Aunque como he dicho antes hay cosas, como su primera sonrisa, que nunca se olvidan.

Feliz semana!

Twitter: @laiaferrer Instagram: Laia Ferrer

EL GRAN DESCUBRIMIENTO

Hace unos años, mi osteópata y amiga, Marta Banque me recomendó dejar de tomar leche de vaca. Llevaba una época en la que me sentía cansada, tenía la barriga hinchada, ciclos menstruales muy irregulares, dolores de barriga y otras dolencias que nunca antes había relacionado con el hecho de beber leche. Recuerdo que de pequeña mi madre, como todas las madres, me obligaba a tomar un vaso por la mañana antes de ir al colegio…lo odiaba. Supongo que ya no me sentaba nada bien. Pero claro siempre nos han dicho que la leche es necesaria y que es una fuente de calcio imprescindible. Yo la dejé de tomar hará unos cinco años y la verdad es que todos esos síntomas desaparecieron. No soy intolerante a la lactosa, que quede claro, pero no me sienta nada bien. Aunque tengo un problema, me encantan los quesos… y más si van acompañados de una copa de vino, pero sé que debo tomarlos con moderación porqué si no estoy dos días con dolor de barriga.

Laia5

A raíz de esto me pregunté ¿Por qué somos los únicos animales que después la lactancia seguimos tomando leche?

¿Es una cuestión culturan o realmente la necesitamos? Existen muchos estudios  sobre el tema y resultados muy distintos. Yo llegué a mi propia conclusión, creo que es una cuestión cultural. En la dieta japonesa apenas hay lácteos. En cambio, en Suecia, los productos lácteos forman parte importante de su dieta. Y ambas tienen una esperanza de vida similar.  Quiero dejar constancia que ni soy médico, ni nutricionista ni nada de esto, simplemente os estoy contando mi experiencia personal y mi humilde opinión.

Nunca he sido de esas personas que ha hecho dieta, nunca antes había cuidado mucho mi alimentación más allá de intentar llevar una dieta equilibrada. Si bien es cierto que con el embarazo y la lactancia empecé a preocuparme por lo que comía, ha sido a raíz de que mi hija empezara a comer cuando he profundizado más en el tema: empecé a leer, a investigar, a hablar con expertos y he cambiado radicalmente mis hábitos alimentarios. Creo que es muy importante darles una buena alimentación a los peques, y cuando digo esto no me refiero a verduras y pescado, sino a saber comprar los productos adecuados y aquellos que más benefician a su organismo.

Me he vuelto una adicta de los productos biológicos. Para quien no lo sepa son aquellos que no han sido tratados con ningún tipo de pesticida o producto químico que no sea natural; que han sido cultivados respetando los ciclos propios de la naturaleza y, por supuesto, que no son transgénicos –no han sido modificados genéticamente–. Es decir, proporcionan beneficios para el medio ambiente, la comunidad agrícola y ganadera local y garantizan productos ricos en nutrientes, vitaminas y minerales.

Por desgracia estos productos acostumbran a ser más caros, pero hay que reconocer que no es lo mismo comprar una pechuga de un pollo que ha corrido libremente por el campo  a una de supermercado de un pollo que ha estado encerrado en una jaula con el único objetivo de ser cebado para que nos lo comamos. No solo esto, sino que sí pones al lado estas dos pechugas el color de su carne no tiene nada que ver, por no hablar de su textura y sabor.

Lo mismo con la fruta y la verdura. Nosotros intentamos comprarla a una payesa que conocemos en el Maresme, todo ecológico sin productos químicos. Nunca los tomates, la lechuga, las judías o las mandarinas han sido tan sabrosos. En serio, se nota y mucho.

Por suerte cada vez existen más sitios donde poder comprarestos productos ecológicos.

Es el caso de EL HUERTO DE LA CAISTA que tienen productos de calidad y te los mandan a casa. El precio de la caja es de 22€ y los productos varíasegún la época del año, ahora mismo podéis encontrar: Patatas, Col, Coliflor, Apio, Nabo, Chirivía, Puerro, Cebolla de Figueres, Cebolla tierna, Zanahorias, Manzanas, Peras, Perejil, Calabaza, Lechuga, Escarola, Acelgas y 1/2 docena de huevos de corral.

Laia7

Cuando entras en el mundo bio descubres infinidad de productos y recetas que desconocías. Por ejemplo he cambiado la pasta de trigo por la de espelta. Me sienta mucho mejor y supongo que a mi hija también. Los mismo con el pan y es que la harina de trigo cuesta más de digerir que la de espelta. Con esto no digo que me haya vuelto radical, si un día vamos a un restaurante y hay macarrones de trigo pues se los doy y punto, pero en casa intento cocinarle cosas que le p ayuden a tener una mejor digestión. Y allí va mi gran descubrimiento… la QUINOA: un superalimento que antes desconocía y que es muy aconsejado para la dieta infantil, por sus excelentes propiedades nutricionales. Muchos la consideran un cereal, aunque en realidad no lo es, pero por su utilización está emparentada con ellos. Contiene todos los aminoácidos necesarios esenciales para el ser humano y un excepcional equilibrio de proteínas, grasas y carbohidratos por lo que, a pesar de no ser un alimento habitual de la dieta mediterránea, poco a poco se está ganando un lugar en nuestras cocinas. Y lo mejor, hay infinidad de recetas para preparar distintos platos muy pero que muy ricos.

Laia6

Laia8

Una vez nuestro pediatra nos dio un consejo “nunca forcéis a vuestra hija a comer algo que no quiere, porque quizá su cuerpo no está preparado para asimilarlo”. Con esto no quiero decir que solo hay que darles aquellos productos que más les gustan, considero que hay que educarlos con la comida, pero sí que deberíamos estar atentos con aquellos alimentos que rechazan e intentar averiguar el porqué. A veces simplemente es por una cuestión de gustos pero a veces no.

Lo mismo pasa con nosotros, tenemos que aprender a escuchar a nuestro cuerpo y saber que nos conviene a cada momento. A mí por ejemplo me encanta el salmón, lo podría comer a diario, pero estando embarazada no lo podía ni ver. La verdad es que no entendía por qué… con el tiempo he llegado a la conclusión que como tomaba un suplemento de Omega 3 (ya que va muy bien para el desarrollo del celebro del feto) mi cuerpo tenía la cantidad suficiente y creó un rechazo total. Es mi teoría, eh? Ya he comentado que ni soy médico ni nada por el estilo.

Ahora estoy atenta a lo que mi cuerpo me pide e intento hacer lo mismo con India y darle una dieta sana y equilibrada, basada en cereales integrales, arroz integral, frutas, verduras, lácteos de bajo contenido graso, espelta, pescado, proteína animal a poder ser ecológicos e intento evitar en la medida de lo posible los fritos, productos con grasas hidrogenadas, azucares y  alimentos refinados.

Así que siguiendo con nuestra dieta de productos sanos, la semanapasada decidí hacer muffins caseras pero con productos bio. Os dejo la receta!!!! (yo hice la mezcla con la Termomix pero también lo podéis hacer con el túrmix de toda la vida)

Laia 2

Laia9

INGREDIENTES

200 g de azúcar moreno de caña

1 trozo de piel de limón (del limonero que tenemos en la terraza)

2 huevos (de gallina de corral)

170 g de leche de Avena (se podría hacer con leche de soja pero la Avena es másfácil de digerir)

170g de aceite vegetal proveniente de la agricultura ecológica

270 g de harina de espelta integral

1 sobre de levadura bio

PASO A PASO

Una vez hecha la mezcla llenáis con la masa 3/4 partes de cada molde y lo dejáis reposar en el frigorífico durante 15 minutos. Mientras, ir precalentando el horno a 180º. Una vez pasados los 15 minutos introducir en el horno durante 20 minutos.

Al terminar podéis decorar las muffins como más os gusten.

Laia1

Os recomiendo que visitéis la web de Xevi Verdaguer descubriréis la importancia de comer bien y los beneficios que tiene en nuestro organismo.

Y por último os dejo dos foto: la primera de este fin de semana en la  playa y la segunda el look que estrenó mi princesa, un precioso conjunto de “Je suis en CP” una marca que me encanta para niños.

Laia4

Laia3

Que tengáis una feliz semana!!! Ya me contareis como os han quedado las Muffins o Cupecakes 🙂

Twitter: @laiaferrer Instagram: Laia Ferrer